Por qué el padre de internet no es millonario

Entrevista con el actual vicepresidente mundial de Google, Vint Cerf
Vint Cerf no suele googlear a las personas antes de conocerlas. Dice que muchos tienen el mismo nombre y que, por ende, no resulta útil. Sin embargo, él sí es investigado por otros cuya curiosidad queda plasmada en la herramienta de autocompletar del buscador.

Al buscar en inglés el inicio de la pregunta: "¿Es Vint Cerf...?", Google completa de forma automática la oración con las opciones más populares, las cuales son bastante embarazosas si se considera que hacen referencia nada menos que al vicepresidente mundial de la compañía. A las interrogantes de si está muerto (no, es un vital hombre de 72 años) y si se encuentra casado (sí, desde hace 49 años), se suma una todavía más incómoda: "¿Es Vint Cerf rico?".

La pregunta tiene sentido. Además de estar a la cabeza de una de las empresas más poderosas del mundo, es considerado uno de los padres de internet. Cuando tenía 30 años, co-creó junto a Bob Kahn el protocolo TCP/IP, es decir, la base que permitió el desarrollo de la World Wide Web, del Wi-Fi al 4G y el correo electrónico, por citar algunos ejemplos. Su decisión deliberada de diseñar un estándar global gratuito y sin patentes, al que cualquiera pudiera tener acceso, es parte de su esencia y motivo de su éxito.

"La respuesta es que no, no soy rico. Google ha sido muy amable conmigo, no tengo quejas", dijo reconociendo el importante puesto que desde 2005 tiene en una compañía que vale US$ 525 mil millones. Fue por dicho trabajo que llegó a Uruguay para brindar ayer una conferencia magistral en la Casa de Internet de Latinoamérica y el Caribe, además de celebrar los 13 años del Registro Regional de Internet para América Latina y el Caribe (Lacnic), y de reunirse con autoridades del gobierno uruguayo y Plan Ceibal.

Los niños Google

A mediados de este año, Google y Ceibal anunciaron un acuerdo que puso en alerta a las autoridades de la Universidad de la República. Su preocupación radicaba en la capacidad del gigante de internet de espiar a Uruguay y particularmente a sus estudiantes a través del servicio Google Apps for Education.

Si bien estos temores fueron despejados por las autoridades uruguayas vinculadas a protección de datos personales, Google suele ser objeto de este tipo de denuncias. Sin ir muy lejos, el martes la empresa publicó en su blog oficial vinculado a educación una explicación sobre cuáles son las políticas de privacidad en Apps for Education debido a una queja publicada por la organización sin fines de lucro estadounidense Electronic Frontier Foundation.

Cerf sacó a relucir su faceta como ingeniero para explicar por qué estas acusaciones "no tienen sentido": "Hay gente que confunde a internet con las redes de servicios de un solo propósito como la del teléfono o de la televisión, diseñadas para cumplir con una única función, como hacer llamadas. Pues que múltiples usuarios editen un mismo documento durante un Google Hangout no es como una llamada telefónica".

Y agregó: "Internet no sabe lo que está pasando, es independiente de las aplicaciones que corren por encima. Es una arquitectura multipropósito totalmente distinta". Y agregó: "Internet no sabe lo que está pasando, es independiente de las aplicaciones que corren por encima. Es una arquitectura multipropósito totalmente distinta".

Esta red interactiva que incluye texto, imágenes, audios y más, está forjando nuevas formas de ver el mundo y aprender. "Las neuroestructuras del cerebro se desarrollan en reacción a estímulos. Estos afectan cómo los cerebros se cablean. Por eso los niños se sienten más cómodos en este espacio online: porque crecieron allí", dijo Cerf sobre la llamada generación "z" o nativos tecnológicos.

El también jefe evangelizador de Google, responsable de identificar y estimular nuevos usos de internet, explicó este hecho con una frase hecha que le gusta mucho: "La tecnología es aquello con lo que no creciste". En otras palabras, si creciste con un smartphone o tableta, entonces no es tecnología, "simplemente estaba ahí".

Por eso los niños de hoy aprenden diferente y el sistema educativo debería adaptarse para enseñarles.

Vieja escuela

Entre conceptos disruptivos como internet interplanetario, Cerf también reflexiona sobre aquellas tecnologías que no deberían suplantar a la vieja escuela. Por ejemplo, afirma que, a pesar de las promesas de compañías como la propia Google de las maravillas del almacenamiento en la nube, la gente debe imprimir aquellos documentos importantes, como fotografías.

"Todos hemos experimentado con el almacenamiento digital que, incluso cuando los bits todavía están adentro de un dispositivo, no hay nada que pueda leer el hardware o el formato del documento requiere de un software para leerlo correctamente", explicó Cerf.

Por eso, el estadounidense considera que lo mejor del mundo después de internet es la convivencia de lo digital con lo analógico: "Aún tengo libros físicos y los leo en ese formato, pero me gusta poder descubrir nuevos títulos en internet, así como tener mil libros en mi computadora en vez de estar cargando árboles muertos".



Facebook y Google unidos en Uruguay

Con motivo de la visita de Vint Cerf a la Casa de Internet, esta anunció la integración de una nueva organización. Se trata de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI), que tiene como objetivo promover el crecimiento de internet en la región y que cuenta entre sus socios con prestigiosas empresas como Facebook, Google, Yahoo, MercadoLibre, Pedidos Ya y Despegar, entre otras


Acerca del autor