Uruguayos descubren una rara cruza de lobo y león marino

En pleno rodaje de un documental en la Isla de Lobos, un animal diferente llamó la atención. Resultó ser un ejemplar híbrido, que además había tenido una cría
Encontrar un híbrido entre lobo y león marino era considerado casi como ver un lobisón. Se trataba de una leyenda de pescadores, dijo Guillermo Kloetzer, biólogo y realizador audiovisual. “Era un mito entre los loberos”, agregó. Pero durante el rodaje del documental Manual del macho alfa, escrito y dirigido por Kloetzer, el equipo de filmación no solo encontró una hembra que tenía características de las dos especies, sino que vio que el ejemplar híbrido había dado a luz a una cría.

“Eso es lo más particular”, sostuvo la bióloga Valentina Franco-Trecu. “Se supone que la hibridación, que es el cruce de dos especies diferentes, es algo que puede ocurrir, pero hay distintos mecanismos que deberían evitarlo”, explicó. Por ejemplo, es común que estos animales mezclados sean infértiles. No fue el caso del ejemplar hallado.

El tamaño y el color fueron los rasgos que prendieron la alerta de los realizadores audiovisuales, durante una de las recorridas por la Isla de Lobos, en Maldonado. Puntualmente, a Kloetzer le llamó la atención que el animal tenía el color de un león marino (Otaria flavescens), pero la forma de un lobo fino (Arctocephalus australis), que suelen ser más pequeños que los leones.

La investigación


Ante la duda, los documentalistas le enviaron las fotos del ejemplar a Franco-Trecu, quien trabajó durante 10 años en esta isla y en ese momento estaba realizando una investigación sobre los lobos y leones marinos para su tesis doctoral en la sección de Etología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República.

A simple vista, la bióloga reconoció la hibridación, pero para estar segura llevó a cabo una serie de pruebas. El objetivo era, por un lado, verificar si realmente se trataba de una mezcla entre las dos especies y, por otra parte, determinar si la cría era de esta hembra. En la superpoblada isla, el cachorro era fácil de diferenciar puesto que, si bien parecía un lobo fino, era más grande que los otros del lugar.

Luego de tomar muestras de madre y cría, y examinarlas, la investigadora confirmó lo que se sospechaba. Este animal extraño era realmente una cruza entre dos especies distintas. Además, el cachorro, al que le dieron el número 40 para identificarlo, era efectivamente su cría.

¿Cómo distinguirlos?


El hocico de un león marino es aplanado, ancho y corto. Sus orejas son cortas, con punta redondeada. Cuando crecen, los machos desarrollan una melena rubia en la zona del cuello que se conoce también como “peluca”. En cuanto a su tamaño, son más grandes que los lobos finos. En las costas uruguayas, estos animales se encuentran en las islas de Torres, Marco, de Lobos, Verde y de la Coronilla.

Por su parte, el hocico del lobo fino es más alargado y sus orejas, más finas y puntiagudas. A diferencia del león marino, tiene dos capas de pelo, lo que suele darle un aspecto que parece más “despeinado”. Habitan las islas de Torres, Marco y de Lobos.

La cruza de estas especies se parece más a una hembra de león, pero es mucho más chica. Además, contó Franco, tiene las orejas de un lobo fino (ver galería).

No es una nueva especie


Sería un error decir que se trata de una nueva especie, explicó Franco-Trecu. Para que sea así, los individuos de esta “nueva especie” deberían compartir un tiempo y un espacio, además de tener la capacidad de reproducirse entre ellos. En este caso, se trata de un solo animal y como no se reproduce con iguales, sus características genéticas se van a ir “diluyendo” entre las diferentes generaciones.

En otras regiones hay casos donde es normal encontrar hibridación, sostuvo la investigadora, pero entre especies del mismo género. Esto hace que los ejemplares estén más relacionados filogenéticamente. En este caso, se trata de dos géneros distintos, Arctocephalus y Otaria, lo que no es común. De hecho, explicó Franco-Trecu, existen pocos registros de este tipo de cruzas.

Actualmente, Franco-Trecu y sus colaboradores están trabajando en un artículo científico que muestre el paso a paso de su trabajo, así como determinar los hábitos alimenticios del ejemplar híbrido. La idea es saber a cuál de la dos especies se asemeja en este aspecto para seguir definiendo a esta rara cruza de lobo y león marino.

Una irónica historia de lobos marinos


El inesperado descubrimiento surgió mientras Kloetzer filmaba su documental sobre lobos y leones marinos. Manual del macho alfa relata la vida de estas especies animales con precisión biológica más ironía y humor, desde la voz de César Troncoso. El largometraje fue estrenado el 29 de mayo y se puede ver actualmente en Moviecenter de Montevideo Shopping.






Acerca del autor

Comentarios