Uruguay quiere ampliar investigaciones en olvidada base antártica secundaria

El objetivo es ampliar sus operaciones en los próximos cuatro años
Uruguay quiere incrementar las actividades científicas que realiza en la Antártida y para ello buscará un fortalecimiento de su segunda base, ubicada en el continente antártico propiamente dicho, más allá de continuar con sus operaciones en la base Artigas –la principal, situada en una isla–, dijo el coordinador del área científica del Instituto Antártico Uruguayo, Álvaro Soutullo, en un encuentro entre científicos uruguayos y británicos realizado el martes.

El objetivo de la organización científica uruguaya es lograr ese crecimiento de la Estación Científica Antártica Ruperto Elichiribehety (Ecare) en los próximos cuatro años. "La idea es potenciar la Ecare, que la tenemos ahí medio abandonada y cuando podemos vamos. Que ahora pase a ser un tema central en la agenda", dijo Soutullo al ser consultado al respecto por El Observador.

Hasta el momento, esta estación solamente funciona en verano, y no todos los años. Esta revisión de la política nacional antártica plantea fortalecer la presencia uruguaya en el continente a través de un nuevo plan de investigación para la Ecare, posicionando a la base Artigas como un escalón hacia el continente blanco, y a Montevideo como otra puerta hacia la Antártida, tanto para programas uruguayos como de otros países.

"Tenemos que pensar cómo nos proyectamos hacia el continente, cómo hacer que la Ecare pase a tener otro protagonismo en términos de nuestra actividad en la Antártida y empezar a mirar más allá. Eso no implica tener más bases, pero sí organizar más actividades y campamentos", agregó.

Para fortalecer la agenda nacional de investigación antártica, también está entre los planes la extensión de la campaña de verano de cuatro a seis meses. Hasta ahora los vuelos que pueden llevar científicos para realizar trabajo de campo se realizan entre diciembre y abril. El resto del año solamente permanecen en la base Artigas –situada en la isla Rey Jorge– alrededor de diez técnicos militares, quienes se encargan del mantenimiento de las instalaciones para la próxima llegada de científicos en verano.

El Instituto Antártico Uruguayo buscará además consolidar la Escuela de Verano de Introducción a la Investigación Antártica, una iniciativa llevada adelante entre ese organismo y la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República que permite a determinados estudiantes visitar la base Artigas para dar un puntapié a sus proyectos de investigación.

Durante la última campaña de verano se concretaron varias de las mejoras que se tenían planificadas. Entre otras cosas, se concretó la adquisición de un nuevo carrier (vehículo todo terreno para transporte de personal y carga), un nuevo bote y la extensión del área de laboratorios en la base Artigas.

Acerca del autor