Un homenaje para Ida Holz

La ingeniera uruguaya pionera en el desarrollo de internet en Latinoamérica recibió un reconocimiento en el Colegio Elbio Fernández y contó cómo aún sigue enamorándose de cada proyecto
“No me gustan los homenajes”, aclaró Ida Holz apenas le dieron la palabra. “Nunca quise este homenaje”, volvió a decir más adelante en su discurso, en el marco del reconocimiento que le realizó la Escuela y Colegio Elbio Fernández el lunes.

Con esta aclaración, la ingeniera uruguaya que recientemente recibió el premio de la Internet Society por su rol en la expansión de internet en la región, no buscó desmerecer el acto que se estaba llevando a cabo en su honor, sino “dejar en claro” que su trabajo es una labor colectiva. “Hoy nadie hace nada solo, este es un mundo de colaboración”, explicó Holz, la única latinoamericana en el Salón de la Fama de Internet.

Holz hasta dijo a los jóvenes de sexto año de primaria y alumnos de secundaria que se decidió a hablarles en la memoria de su marido, Anhelo Hernández, quien estudió en ese colegio.

De hecho, aunque estaban allí para homenajearla, todos los oradores del evento también coincidieron en que el esfuerzo por expandir internet desde el ámbito académico, donde nació la red, fue un esfuerzo colectivo.
Hoy nadie hace nada solo, este es un mundo de colaboración”, aseguró la ingeniera Ida Holz

Lo que estaban reconociendo en Holz era su “muestra de apertura”, según el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (Udelar), Héctor Cancela, y el hecho de que esta ingeniera es “la fiel representación del espíritu colaborativo de toda la comunidad de internet”, en palabras del presidente del Registro de Direcciones de Internet Para América Latina y Caribe (Lacnic) Raúl Echeverría.

Por su parte, Echeverría se refirió a Holz como una “perfecta embajadora” de Uruguay en el mundo que “nos ha puesto en un lugar de privilegio”. No en vano la sede de Lacnic es en Montevideo, opinó Cancela, quien hizo hincapié en que la ingeniera no solo forjó el trabajo cooperativo y la unidad latinoamericana, sino la interconexión con Europa.

Según el decano de Ingeniería, Holz fue clave en las etapas del desarrollo de la red en Uruguay, desde la “época heroica” que se inició en 1988 con el primer nodo de correo electrónico del país. Como directora del Servicio Central de Informática de la Udelar (SeCIU), Holz ayudó a gestionar el dominio “.uy” y dio a Antel del gestión del “.com.uy”, demostrando ser consciente de que se necesitaba “buscar alianzas en el país para el desarrollo conjunto” de internet, dijo el decano.

Desde la dirección del SeCIU, cargo que ganó por concurso a su regreso del exilio en México, Holz también aportó a la siguiente etapa de internet, la de su consolidación en la región. Más adelante, también formó parte del directorio de Agesic y Plan Ceibal, en el marco de una etapa marcada por la “proyección del uso de estas redes como herramienta de desarrollo social”, afirmó Cancela.

Una enamorada de sus proyectos


Pero lo que destacaron los oradores, entre quienes se encontraban además el gerente general de Antel, Andrés Tolosa, y el vicepresidente de la Sociedad de Amigos de la Educación Popular (SAEP), Enrique González, fue el espíritu emprendedor de Holz, quien con su trabajo da el mensaje de que “las cosas en Uruguay son posibles”, dijo Echeverría.

Para el director de Lacnic, si bien son muchos los uruguayos que han hecho posible la expansión de internet, la homenajeada –a quien conoce desde hace 22 años– sabe tomar los riesgos necesarios para avanzar. Ella misma lo reconoció: “Nadie sabía para dónde iba internet en ese momento; cada uno caminaba como podía”, contó la ingeniera.
Yo soy una viejita y sigo enamorándome de cada proyecto”, dijo la ingeniera uruguaya

“Hay que seguir adelante y no tener miedo al error, porque del error uno aprende mucho. Por eso hay que caminar”, dijo Holz dirigiéndose especialmente a los más chicos de la sala. Para ellos también fue el consejo de que es necesario emprender con pasión: “Yo soy una viejita y sigo enamorándome de cada proyecto”. Contó que, aunque está jubilada, su próximo plan es armar en Uruguay la red avanzada, la “segunda etapa de internet”.

Para eso, hay que seguir avanzando y “trabajando juntos como país y como América Latina”, opinó la ingeniera, que cerró su discurso con un deseo: “Que lo que nosotros unimos tecnológicamente, algún día se una políticamente”.

Acerca del autor

Comentarios