Un cambio demasiado rápido

La mayoría de las especies de animales no podrá adaptarse ni sobrevivir al aumento de la temperatura provocado por el cambio climático
El deshielo de los polos, el aumento del nivel del mar y las altas temperaturas son parte del conjunto de cambios climáticos con los que la humanidad deberá lidiar en los años venideros. Sin embargo, parece que son los animales los que deberán estar alerta ante el cambio climático.

Es que de acuerdo con un estudio publicado en Ecology Letters por los investigadores Ignacio Quintero (Universidad de Yale) y John Wiens (Universidad de Arizona), el ritmo de adaptación que las especies mantienen frente al cambio climático es muy lento. Los resultados, de acuerdo al diario inglés The Guardian, muestran que la mayoría de los animales terrestres no serán capaces de evolucionar lo suficientemente rápido frente a un clima severamente más cálido previsto para el año 2100. De esta forma, varias de las especies que hoy conocemos se extinguirán.

“Hemos encontrado que, en promedio, las especies normalmente se adaptan a las diferentes condiciones climáticas a un ritmo de solo alrededor de 1ºC por millón de años”, explicó Wiens.
Pensemos en una especie que vive en la cima de una montaña. Si se pone demasiado caliente o seco allá arriba no pueden ir a ninguna parte”, dijo John Wiens, coautor de la investigación

“Pero si las temperaturas globales van a aumentar cerca de 4ºC en los próximos 100 años, según lo previsto por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, se aprecia una gran diferencia en las tasas. Lo que esto sugiere es que a nivel general, la evolución que les permita ser capaces de a adaptarse a estos cambios puede no ser una opción para muchas especies”, agregó.

El trabajo consistió en la comparación entre el ritmo de la evolución de las especies y el ritmo de los cambios climáticos proyectados para el final del siglo. Según lo detalla la publicación británica, en la investigación se utilizó información de 450 especies vivientes incluyendo anfibios, reptiles, pájaros y mamíferos.

Para el científico, el traslado a otras regiones más o menos cálidas tampoco es una opción: “Pensemos en una especie que vive en la cima de una montaña. Si se pone demasiado caliente o seco allá arriba no pueden ir a ninguna parte”, expresó el investigador.

El estudio también indica que no hay tiempo suficiente para que las especies puedan adaptar sus morfologías. Esto es, alterar las formas de su cuerpo de manera que puedan soportar más calor. Para esto se necesitan varias generaciones de cambio evolucionario y, de acuerdo al estudio realizado por Wiens, simplemente no hay tiempo suficiente.

Comentarios