Nokia: de líder a un lejano tercer puesto

Vencida por Apple y Samsung, la nueva estrategia de la firma finlandesa es atraer los clientes de Blackberry. Mirá el interactivo de la historia de Nokia, desde el celular ladrillo hasta los Lumia, pasando por el fiel 1100


En vista de que el antiguo líder de la telefonía inteligente Nokia Oyj no consigue obtener demasiada ventaja respecto de Apple y Samsung Electronics, la compañía finlandesa está poniendo la mira en un rival más débil: Blackberry.

Nokia apuesta a que su asociación con el gigante de la informática corporativa Microsoft le ayudará a ganar usuarios de empresa, apuntando al bastión de Blackberry. Los flamantes teléfonos inteligentes Lumia de Nokia –incluidos dos presentados esta semana en el Congreso Mundial de Telefonía Móvil en Barcelona– funcionan con el sistema operativo de Microsoft y vienen con Excel, Word y PowerPoint.

Conquistar una base en el mercado empresarial es crucial para Nokia dado que, junto con Blackberry, se disputan el tercer lugar en el área de los teléfonos inteligentes detrás de Samsung –el líder en dispositivos que utilizan Android de Google– y Apple. Las acciones tanto de Nokia como de Blackberry perdieron 90% en los últimos cinco años en la medida que, primero los clientes, y luego las empresas, se volcaron a Android y al iOS de Apple.
La importancia de conquistar al público empresarial en una escala de 1 a 10 es fácilmente un 11”, dijo Ramón Llamas, analista de la firma investigadora IDC en Boston

“La importancia de conquistar al público empresarial en una escala de 1 a 10 es fácilmente un 11”, dijo Ramón Llamas, analista de la firma investigadora IDC en Boston. Él prevé que los portátiles Windows Phone superarán a Blackberry este año, con Nokia como responsable de la mayoría de las ganancias.

Blackberry, conocido anteriormente como Research In Motion, fue pionero en el mercado de dispositivos móviles corporativos en Norteamérica y todavía cuenta con muchos seguidores en Washington y en Wall Street. Nokia, el vendedor más grande de portátiles con Windows, podría atraer a ejecutivos del área de tecnología de la información que buscan una sincronización fácil entre los teléfonos inteligentes y las computadoras de empresa, que en la mayoría de los casos utilizan el sistema operativo Microsoft.

"Momento perfecto"


El máximo responsable ejecutivo de Nokia, Stephen Elop, que se incorporó a Microsoft en 2010, comenzó a apostar al sistema operativo de su antiguo empleador a raíz de que el software Symbian creado por Nokia perdió popularidad entre los consumidores.

Las ventas de la unidad Lumia crecieron hasta 4,4 millones en el cuarto trimestre, conformando casi 75% de las ventas totales de Windows Phone. Blackberry vendió 7,4 millones de teléfonos inteligentes, por 3,2% del mercado global. Los iPhone y los dispositivos Android juntos representan alrededor de 90% de las ventas de teléfonos inteligentes.

Elop dice que suelen preguntarle si le interesaría comprar Blackberry, pese a que la empresa no ha dicho que está en venta. “Cuando me hacen esa pregunta, mi respuesta es: ‘Me interesan sus clientes’”, dijo en una entrevista en Barcelona esta semana. “En realidad, es un momento perfecto para salir a buscar ese mercado”.

Las empresas son importantes para los fabricantes de portátiles porque ejercen una gran influencia cuando los operadores deciden qué portátiles ofrecer. Una cuenta corporativa individual puede incluir a miles de individuos que tienden a favorecer dispositivos más costosos y tienen facturas telefónicas más elevadas. Nokia dice que aproximadamente un tercio de la facturación de un operador europeo con el cual está negociando corresponde a empresas.

Comentarios