Mucho más que un millón de amigos

Facebook no solo sirve para compartir fotos familiares y mandar saludos de feliz cumpleaños. La mayor red social del mundo es la nueva vitrina que tienen las empresas de todos los tamaños para expandir sus negocios y sumar fieles clientes
Mark Zuckerberg y su sueño de hacer el mundo “más abierto y conectado” se ha vuelto una máquina de generar ingresos. Para él especialmente, pero también para aquellos que saben cómo comunicar su negocio por esta red social.

Las grandes compañías en el ámbito internacional invierten millones de dólares al año en publicidad vía Facebook para mantener fieles a sus clientes o sumar nuevos, a través de agencias especializadas. Pero las pequeñas y medianas empresas también pueden hacer lo mismo. Solo es cuestión de saber cómo.

De cero


Para cualquier tipo de empresa que venda productos o servicios, el primer paso a dar es crear una página o fanpage, que es gratuita y no tiene la contra de una cuenta común de usuario, que permite un máximo de 5.000 seguidores.

Al momento de crear la fanpage, uno debe tener claro qué es lo que quiere hacer con ella. “Lo primero es plantearse objetivos concretos de por qué y para qué usar Facebook. Definir bien el público al que se dirigirá, conocer la actividad de la competencia si la hubiere, concretar un tono de comunicación acorde al posicionamiento, un eje común de los contenidos que se publicarán y desarrollar un plan de contingencia ante consultas o quejas, son algunos de los puntos necesarios para pensar antes de decir: ‘Hola, aquí está mi empresa’, en Facebook”, sostiene Diego Leider de Ele10 Interactiva, una empresa uruguaya de marketing online y digital.

Hecho esto, hay que pensar cómo se le da contenido y valor a este nuevo medio de comunicación con los usuarios. Y aquí la clave está en que “cuanta más transparencia y más información se le brinde al público, mucho mejor”, agrega Leider. Por eso, es conveniente detallar: dirección física de la empresa, teléfonos de contacto, correo electrónico, vínculos con otras redes sociales (por ejemplo, Twitter o YouTube) y website de la compañía.

El aspecto visual es imprescindible en esta red social, donde la atención del usuario se potencia por fotos o videos que lo llevan a ver el producto y a interactuar con la marca. Por eso, cuanto más profesional sea la estética y el contenido audiovisual de lo que se ofrece, mejor.

Hoy en día, si se tiene un presupuesto acotado, se puede prescindir en una primera etapa de contratar a un fotógrafo profesional para tomar buenas imágenes y puede hacerlas uno mismo. Si el emprendimiento crece, este es un aspecto en donde se debe considerar invertir.

Ampliando la “comunidad”


La fanpage, en una primera instancia, se puede dar a conocer mediante las invitaciones enviadas a los amigos que uno ya tiene en Facebook como usuario y consiguiendo que estos hagan clic en “Me gusta”. Otra de las posibilidades es, si se tiene un website de la empresa, añadirle el famoso botón de Facebook y de esa forma enlazar un espacio con otro.

¿La cantidad de “Me gusta” es sinónimo de que el producto o servicio que se ofrece llega a más gente? Según Pablo Buela, director de la agencia de publicidad en internet Pimod, “la cantidad de seguidores generalmente sí impacta en que más o menos gente vea las publicaciones de la empresa. Se estima que el 17% de los seguidores que tiene una marca son los que reciben la información que se va posteando día a día por la marca”.

Pero con el “boca a boca” virtual no alcanza. “El potencial de alcance de una fanpage está relacionado más con la cantidad de interacciones que los fans mantienen periódicamente que con la cantidad de fans en sí misma”, advierte Lieder. Es por eso que para tener más seguidores e incrementar las interacciones, hay que dar un paso más: realizar una campaña de anuncios.

Según Buela, “si no realizo una campaña, es posible que haga un gran esfuerzo en generar contenidos muy interesantes pero lo verán muy pocas personas”.

Para pautar en Facebook, hay que ir a “Anuncia tu página” dentro del “Panel de administración” que se despliega arriba del todo cuando se ingresa a la fanpage con el usuario y contraseña de la empresa. El mecanismo es muy sencillo y cada paso está claramente explicado.

Facebook le da la opción al usuario de delimitar el público objetivo al que llegar a partir del lugar en donde vive, edad, situación sentimental, formación profesional, intereses generales, etcétera. Definido el público, la campaña puede hacerse mediante anuncios (recuadro de publicidad que se ve sobre el margen derecho de la pantalla) o por “historias patrocinadas” (recuadros que muestran la interacción del usuario con la marca, que a su vez se verán en los muros de noticias de sus amigos). Ambos tipos de publicaciones tienen costo y es por eso que el siguiente paso puede ser el que más tiempo le lleve al usuario: definir el dinero que se quiere invertir.

Faceboook permite establecer un presupuesto diario o por el tiempo que dure la campaña. Dos datos claves a tener en cuenta: el costo mínimo diario que tiene publicar un aviso o historia es de US$ 1, y desde Uruguay la forma de pago es solo vía tarjeta de crédito (MasterCard o Visa).

Interacción


“Facebook es una herramienta ideal para fidelizar y generar potenciales consumidores”, asegura Leider. En este sentido, generar interacción con el público objetivo resulta vital. Para ello, se recomienda publicar contenidos en la fanpage que inviten a participar.

Colgar una foto y pedir que se hagan comentarios sobre la publicación, hacer encuestas, desarrollar trivias, sorteos o anunciar promociones de la marca, son herramientas a tener en cuenta. Algunas las puede hacer el mismo usuario, pero para implementar aplicaciones más avanzadas (trivias, por ejemplo) es recomendable asesorarse con empresas especializadas. Lo mejor es que esta estimulación sea diaria o semanal. Desaparecer por muchos días no es una buena opción.

Para saber si lo que se está haciendo da resultado, el administrador de una fanpage puede chequear las estadísticas que le ofrece Facebook. De este modo podrá saber cuántas personas vieron en los últimos 28 días una publicación, cuántas ingresaron e hicieron clic en alguno de los contenidos, así como qué volumen de personas “habla” sobre la marca compartiendo contenido, comentando en el muro, entre otros.

Y así se puede conseguir en Facebook bastante más que amigos: mayores ingresos y clientes más fieles.

 


Facebook Home


Desde ayer se puede descargar Facebook Home para algunos dispositivos con Android, una interfaz que coloca a la red social como protagonista del smartphone. Pero también es una herramienta más poderosa para obtener información de los usuarios y, por ende, de vender y colocar publicidad.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios