Mitos y verdades sobre la batería

Usar el celular mientras está cargando, dejar que se apague para luego llenarlo hasta el 100% y conectarlo durante toda la noche son algunas de las costumbres que, con los constantes cambios tecnológicos, los usuarios ya no saben si hacen bien o mal a sus dispositivos. Lo único cierto es que cada vez se les agota antes la energía
No es nada raro extrañar las días y días de uso que permitían los Nokia 1100 o los Motorola c115 con sus baterías inagotables, en especial cuando al mejor y último smartphone le queda 1% de batería y no hay forma de cargarlo hasta horas después. Es que, al tiempo que los teléfonos incorporan cada vez más y mejores prestaciones, su carga dura menos. ¿Por qué nadie desarrolla un tipo de batería que pueda satisfacer las demandas de las múltiples funciones de los nuevos dispositivos móviles?

Lo que ocurre es que todavía no se descubrió un material que pueda almacenar la energía necesaria para durar una semana sin recurrir al enchufe. Por otro lado, para quienes quieren informarse sobre cómo hacerla durar, las recomendaciones son tantas como los tipos de baterías existentes, lo que puede resultar confuso.

Todo depende de qué tipo de batería se trate. Antes, cuando los celulares se alimentaban de la energía almacenada por baterías de níquel-cadmio, había ciertas reglas de juego, como cargar el teléfono durante 12 horas antes de estrenarlo. Pero hoy en día la mayoría de los smartphones usan iones de litio, por lo que esa vieja medida quedó obsoleta. La tecnología cambió y hay muchas normas que es inútil cumplir.

Quienes no se sienten satisfechos con la duración de la batería de su celular deben saber que ese malestar perdurará. De acuerdo con Battery University, un sitio que pretende ser un manual sobre el tema para no ingenieros creado por Isidor Buchmann, CEO de la empresa fabricante de cargadores y baterías Cadex, el tan esperado milagro está lejos de ser realidad. Por ahora, según, Buchmann, lo que queda es adaptarse.

Medidas de austeridad


Al parecer, las empresas tecnológicas tomaron esa recomendación al pie de la letra. Las últimas tendencias en cuanto a ahorro energético giran en torno a recortar de lo que ya existe y no tanto a encontrar soluciones revolucionarias.

El investigador especializado en eficiencia energética de Microsoft, Ranveer Chandra, dijo en la conferencia MIT Technology Review Digital Summit, realizada a principios de este mes, que la compañía está trabajando para estirar la vida de las baterías. La clave, agregó, será un “encare multifacético”.

Para Chandra, el primer paso consistirá en hacer conscientes a los desarrolladores del gasto de energía que provocan y advertirles cuando sus aplicaciones están consumiendo más de lo necesario. Por otra parte, lo más novedoso tal vez sea la idea de usar múltiples baterías en un mismo teléfono y que el sistema las administre. Así, según el experto de Microsoft, se aumentará la duración entre 15% y 20%.

Google, por su parte, anunció en su conferencia anual de desarrolladores, Google I/O, que está haciendo esfuerzos por optimizar el consumo de batería para Android, su sistema operativo que actualmente domina el mercado de los smartphones. Esto incluye al Battery Historian, herramienta que permitirá saber qué es lo que está consumiendo la carga en qué momento del día.

Además, presentó una nueva herramienta para ahorrar energía que desconectará el wifi y bajará el brillo de la pantalla. Estas dos medidas, según anunciaron, pueden estirar la batería por hasta 90 minutos más.

Pero esto no es nada en comparación con la solución que encontró Samsung, que decidió volver a los comienzos. A través de la reducción de funciones llamada Ultra Power Saving Mode, lanzada con el Galaxy S5, es posible hacer desaparecer los colores y cerrar toda función que no sea esencial para el teléfono, lo que aumenta a 12,5 días el rendimiento de la energía. Con solo 10% de batería se pueden obtener 24 horas más de vida.

Con estas medidas más algunas ayudas energéticas extra (ver recuadro), “no tenía batería” o “tenía el celular apagado” ya no serán excusas válidas para no responder un mensaje.

 


Lo que hay que saber sobre las baterías actuales


 

Hay que vaciar la batería antes de cargarla nuevamente para mejorar su vida útil
Dejar que la batería se termine y luego cargarla al 100% es un hábito perjudicial para el teléfono inteligente. Es como tener una máquina funcionando al máximo todo el tiempo, algo que acelera el desgaste del aparato, explica el creador de Battery University, Isidor Buchmann. Cuando lo común eran las baterías de níquel-cadmio, se solía fomentar que la gente las “entrenara” al vaciarlas y luego volverlas a cargar, para que “recordaran” su potencial, indica un artículo de Yahoo! Technology. Pero este consejo quedó obsoleto con las actuales baterías de iones de litio. Lo mejor hoy es tener a los smartphones siempre sobre entre el 40 y 80% de su carga y una vez por mes vaciarlo para calibrarlo.

 

Cargar el celular durante más tiempo del que necesita es perjudicial
Los celulares actuales son más inteligentes también al momento de identificar que la carga está completa y que no es necesario seguir forzando el aparato aunque siga conectado, explica un artículo de Deemable Tech, un podcast que da respuestas a los problemas tecnológicos más comunes. Al llegar a ese punto, el aparato empieza a funcionar solamente con la energía que proviene del cargador. Esta es una buena noticia para los que les gusta dormirse y dejar el celular conectado toda la noche, ya que no se perjudica el rendimiento de la batería. La mala noticia es que, como ya se explicó el 100% no es el punto ideal de carga.

Cuidado con las altas temperaturas
Esta alerta, presente en casi todos los manuales de celular, está desvalorizada. Sin embargo, dejarlo al sol cuando hay altas temperaturas o exponerlo al calor en general puede causar grandes pérdidas de batería. La realidad, explica Buchmann, es que la temperatura óptima para los smartphones está alrededor de los cero grados Celsius. En climas más tropicales, por ejemplo, se puede perder entre 25% y 30% de la capacidad de almacenamiento por año. Una vez que el calor reduce la capacidad de almacenamiento de las baterías, esta ya no puede recuperarse. 

 

Usar el celular mientras se carga puede electrocutar
“Usá el celular todo lo que quieras, siempre y cuando no estés cargando con cargadores de marcas cuestionables”, publicó el sitio de tecnología Mashable. La gente suele creer que la batería puede explotar o electrocutar a quien la usa, pero esto no es cierto. Cuando el año pasado una azafata de China Southern Airlines murió electrocutada mientras usaba su iPhone 5 durante la carga, el teléfono estaba enchufado a una imitación barata de un cargador Apple. Si se usa el original o uno sustituto de una marca de prestigio, no hay problema.

 

Es mejor apagar el celular mientras se está cargando
A pesar de que nadie va a explotar si usa el smartphone mientras lo carga, Buchmann recomienda no hacer lo que llama “carga parasitaria”. Según explica, esto puede confundir el momento en el que el celular detecta que la carga está completa. Desconectarlo y conectarlo tampoco es bueno, pues reduce la vida útil de la batería. Lo mejor es armarse de paciencia y darle un poco de tiempo para que se recomponga. Esto no quiere decir que la carga no pueda ser interrumpida, sino que lo que no debe hacerse es cortar la acción cada pocos minutos.


Comentarios