Mi ciudad, mis reglas

El nuevo "SimCity" no solo permite crear y manejar ciudades a tu gusto, sino también armar regiones con otros usuarios en línea


En algún momento habrás pensado que todo sería diferente si pudieras hacer y deshacer las cosas a tu antojo en la ciudad. Ese hospital debería ir ahí, se necesita una comisaría allá y los impuestos deberían costar tanto. Ese es el fundamento de SimCity, un juego clásico que acaba de lanzar una nueva versión para PC y Mac, que cuesta US$ 59,99.

Para quienes nunca lo jugaron, SimCity nació en 1985 diseñado para la mítica computadora Commodore 64, pero se publicó 4 años después. Desde entonces ha tenido evoluciones en cuanto a la complejidad y el realismo de manejar una ciudad y de verlo. En un comienzo, los edificios y las casas tenían el aspecto propio de fines de los años 80, pero con el tiempo también los gráficos ganaron realismo.

SimCity 2000 fue el nombre de la primera secuela que incluía capas subterráneas para tuberías, metros y una perspectiva diferente de la ciudad. En la segunda edición, el jugador se hacía cargo de las comisarías, los hospitales y otros elementos que antes aparecían aleatoriamente. También podía construir diferentes tipos de caminos y hasta la diversificación impositiva de acuerdo al área residencial fue incluida. Para el SimCity 3000 apareció, entre otras cosas, la gestión de residuos y la interacción con ciudades vecinas. Y en el SimCity 64 la ciudad se podía visualizar de noche y no solamente de día.

El juego siguió evolucionando en todo sentido, incluso con la posibilidad de que los ciudadanos tuvieran sexo (no explícito) y descendencia, y aparecieron las versiones para móviles y consolas portátiles como Nintendo DS. Además, se sumó el título SimCity Societies que se caracterizaba por estar más cerca de la interacción de los individuos y no de la ingeniería civil o la urbanización.

SimCity social


El 7 de marzo el mundo vio la llagada de una nueva versión del juego o al menos esa era la idea. Lo que ocurrió fue que esta entrega solo se puede jugar en línea y los servidores de Electronic Arts (EA), la empresa productora, se vieron colapsados por los cientos de miles de fanáticos de la plataforma. Tan mala fue la experiencia de juego en los primeros días que EA decidió regalar ocho juegos online para quienes se vieron afectados por la sobrecarga. Luego de ese incidente los responsables hablaron de un 400% de mejora en la capacidad de sus servidores.

Sin embargo, pasaron pocos días hasta que un grupo de fanáticos descubrió que bastaba con remover una sola línea de código para que el juego pudiera ser disfrutado sin estar conectado a internet.
¿Pudimos programar un modo offline? Sí. Pero desechamos la idea debido a que no encajaba con nuestra visión. No quisimos enfocarnos en la experiencia de ciudades aisladas que manejamos en entregas pasadas”, dijo Lucy Bradshaw, portavoz de Maxis GM

Lucy Bradshaw, portavoz de Maxis GM, subsidiaria de EA y encargada del juego, justificó lo que para muchos, más que una medida antipiratería, es un capricho de la compañía: “¿Pudimos programar un modo offline? Sí. Pero desechamos la idea debido a que no encajaba con nuestra visión. No quisimos enfocarnos en la experiencia de ciudades aisladas que manejamos en entregas pasadas. Reconocemos que hay seguidores que desean eso. Pero también hemos escuchado a miles de personas que están jugando a través de distintas regiones, comunicándose, intercambiando y amando la funcionalidad de estar siempre conectado”.

El nuevo SimCity es un juego que apunta a los social. Más allá de las mejoras gráficas y de la simpleza con la que se despliegan los datos en una interfaz bien clara, el verdadero cambió está en la dimensión social del juego. Si quieres que tu ciudad se especialice, si quieres que crezca, el juego te empuja a que colabores e interactúes con otros jugadores que se pueden unir a lo que se denomina una “región”. De esta manera se intercambian desde servicios hasta electricidad.

Además, posee gráficos 3D, edificios personalizables y todos esos chiches que la evolución tecnológica permite. Según sus creadores, el nuevo motor del juego, el GlassBox, “simula el comportamiento de una ciudad real. Los coches siguen auténticos patrones de tráfico, el agua viaja por tuberías y los incendios se extienden en radios realistas. Lo que tú ves es lo que nosotros simulamos. Tus decisiones afectan al futuro de la ciudad y de los Sims que viven en ella”.

Así que, si estás con ganas de ir por tu propio gobierno, SimCity es la mejor alternativa en este 2013. ¡Éxitos en tu gestión!

Comentarios