La apuesta por satélites en miniatura

Miden tres centímetros, pesan 35 gramos y podrán enviarse al espacio por US$ 1.000

Estudiantes de la Arizona State University (ASU), en el marco de un proyecto de investigación, desarrollaron satélites en miniatura -algo en lo que las grandes compañías han estado trabajando sin mucho éxito- que tienen como objetivo cumplir la misma función que los satélites de tamaño normal.

Hace pocos días los fanáticos de la ciencia y aquellos que se dejan maravillar por las tecnologías espaciales, se sorprendían con el aterrizaje vertical del cohete Falcon 9 sobre una plataforma en el Océano Atlántico. Pero la rueda de la ciencia espacial no se detiene; nuevos proyectos como los satélites miniatura buscan ser la próxima tendencia.

En todos los aspectos de la tecnología, se tiende a la reducción de tamaños. Sin embargo, hasta ahora en el campo espacial no hubo grandes logros de miniaturización. Al espacio se siguen enviando satélites muy grandes, que están equipados con sistemas de respaldo para prevenir accidentes de todo tipo.

SunCube FemtoSat es el nombre que dieron desde la ASU a esta creación, que -como publicó el sitio Xataca- consiste en un cubo de tres centímetros, que pesa 35 gramos y contiene paneles solares para su alimentación energética. A su vez, se le pueden agregar artefactos para la comunicación y recopilación de datos a través de sensores. El satélite miniatura se construyó con piezas recicladas, por lo que costaría alrededor de 200 dólares sin contar los componentes que se le agreguen.

Según el programa de transportación espacial de la NASA, enviar un satélite al espacio cuesta 60.000 dólares por kilo; es decir que por US$1.000 se podría mandar un SunCube para desarrollar proyectos personales o investigaciones científicas. Por esto es que el lema de los pequeños satélites es "Espacio para todos".

Satélites miniatura