Encuentran fósil de gliptodonte en Florida

Este mamífero vivió hace 10 mil años, tenía más de tres metros de largo y superaban la tonelada de peso

Dos veterinarios floridenses encontraron lo que posiblemente sea un fósil de gliptodonte, según informa el canal local TV Florida. El hallazgo se realizó en las costas del Río Santa Lucía Chico, a 10 kilómetros de la ciudad de Florida.

Los responsables del hallazgo fueron los veterinarios locales Gerardo Harán y Feliciano Rosas. Este último dijo que es la primera vez que se encuentra un fósil de este tamaño en el departamento, y que si bien el descubrimiento del fósil se comunicó a las autoridades nacionales, pretende que la pieza permanezca en Florida.

El gliptodonte fue un mamífero que vivió hace alrededor de 10 mil años, tenía más de tres metros de largo y superaban la tonelada de peso. Se alimentaba de vegetales e insectos y pertenecía al mismo orden que el armadillo. Era originario de América del Sur, por eso se han encontrado varios ejemplares últimamente, sobre todo en Uruguay y Argentina.

Se extinguieron durante la extinción masiva del Holoceno, un evento en el que desaparecieron grandes mamíferos como el mamut, el pájaro dodo y los perezosos gigantes, entre muchos otros. Este período coincide con la llegada del Homo sapiens a América, luego de la última glaciación.

Este no es el primer fósil de esta especie en aparecer en Uruguay. En octubre de 2015 se encontraron varios restos en la zona de Aceguá, una localidad ubicada en el departamento de Cerro Largo.

Otros restos similares han sido ubicados en el país. En junio del año 2007, en la misma zona, un trabajador rural encontró varios fragmentos de mamíferos prehistóricos que desaparecieron hace 10.000 años. Sosa señaló en esa oportunidad que se trataba de restos de gliptodontes y de milodones, entre otros animales extintos.

En 2014, además, dos niñas encontraron restos de un gliptodonte en las inmediaciones de una cañada ubicada en la localidad de El Tala, en Soriano. Cuatro años antes se había encontrado un caparazón casi completo en la zona de Sacachispas, también en Soriano.

En 2005 también se encontró un caparazón y una cola de gliptodonte en el arroyo Vejiga, ubicado en la localidad de San Ramón, Canelones. El caparazón, de 600 kilos, estaba entero y se consideró entonces el mejor conservado del país.