El robot Philae despertó de su siesta

Tras siete meses de inactividad, la sonda envió señales de actividad
El robot Philae despertó

El robot europeo Philae, posado sobre el cometa Churyumov desde mediados del pasado noviembre, se despertó el sábado por la noche, lo que hace esperar que pronto vuelva a estar plenamente operativo.

"¡Philae está vivo!", dijo entusiasmado Jean-Yves Le Gall, presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES), la agencia espacial francesa. "Hemos podido recuperar señales suyas durante dos minutos, así como 40 segundos de datos", anunció. "Philae se va a poner en marcha de nuevo".

"¡Hola, planeta Tierra! ¿Me oyen?", tuiteó el robot a través de su cuenta, animada por la Agencia Espacial Europea (ESA).

Embed


"El módulo de aterrizaje está listo para retomar sus operaciones", explicó Stefan Ulamec, responsable del robot, en un comunicado de la agencia espacial alemana DLR.

La tan esperada noticia fue aclamada por el mundo aeroespacial, que ya siguió con pasión las tribulaciones del robot el invierno pasado. "La @NASA dice buenos días a Philae", tuiteó la agencia espacial norteamericana. "Todo el mundo celebra el despertar de @Philae2014", añadió.

Embed

Tras haber viajado diez años en compañía de la sonda Rosetta y haber recorrido más de 6.000 kilómetros, Philae logró una primicia histórica al posarse sobre el cometa 67P/Churyumov-Guerasimenko el pasado noviembre. Sin embargo, el aterrizaje del robot, que pesa 100 kilos en la Tierra pero es ligero como una pluma sobre el cometa, fue bastante agitado.

El robot rebotó varias veces antes de posarse entre unos acantilados en un espacio poco iluminado, por lo que los paneles solares de cuya energía se alimenta no recibían suficiente luz. El 15 de noviembre, Philae se sumió en un largo letargo, no sin antes operar durante unas 60 horas.

'Philae va muy bien'

En los últimos días, el cometa, escoltado por Rosetta, se ha ido acercando al Sol, lo que conlleva una mayor temperatura y luminosidad, que han permitido el despertar de Philae.

Este robot-laboratorio, que tiene por misión tomar imágenes y recabar datos sobre el cometa, se despertó el sábado a las 20.28 GMT (las 17.28 de Uruguay), precisó la ESA.

"Nos ha sorprendido que ocurriera por la noche, incluso si lo esperábamos desde hace varios meses", declaró a la AFP Patrick Martin, responsable de la misión Rosetta. El 30 de mayo, había comenzado una nueva campaña para tratar de entrar en contacto con el robot.

Los dos minutos de comunicación entre Philae y la sonda han "bastado para confirmar que este se encuentra bien y que sus sistemas funcionan correctamente en términos de energía y de temperatura para seguir comunicando" con Rosetta, indicó Martin.

Philae


El robot está equipado con un interruptor que no se enciende hasta que la temperatura interna del aparato alcanza los -45 grados Celsius, mientras que para poder entrar en contacto con la sonda y recibir sus órdenes requiere 12 vatios, y 19 para enviar datos.

"Philae va muy bien. Se encuentra a una temperatura operacional de -35 grados Celsius y dispone de 24 vatios de potencia", precisó Ulamec. Por el momento, la ESA aún no ha podido determinar la posición exacta dePhilae y la conoce con un margen de error de unos 50 metros.

Tras el envío de los primeros datos el sábado por la noche, los científicos empezarán a desencriptarlos y analizarlos, una tarea que podría llevar horas e incluso días.Los paquetes de datos almacenados en la memoria del robot suministrarán información a los científicos sobre lo ocurrido en los últimos días, ya que el robot no pudo entrar en contacto con Rosetta hasta el sábado.

La misión Rosetta, que lleva 20 años en marcha, tiene por objetivo entender la evolución del sistema solar desde su nacimiento. Los cometas, de hecho, son considerados vestigios de la materia primitiva.


Fuente: AFP