Aplicaciones con sello charrúa

Ignacio Roqueta y Guillermo Pasquero “hablan” el lenguaje Genexus: a partir de él desarrollan apps para dispositivos móviles iOS y Android
Una vez desarrollado el generador que contenía "todo el conocimiento para una aplicación", faltaba algo para probarlo: la propia app. Así comenzó el camino que lo condujo a Ignacio Roqueta, ingeniero en computación de la Universidad de la República, y a su colega Guillermo Pasquero a crear i+Dev, la marca con la que crean aplicaciones para smart devices.

La cuna donde se gestó este emprendimiento fue Genexus, la herramienta para el desarrollo de aplicaciones y sistemas creada por la empresa uruguaya de software Artech, fundada por Breogán Gonda y Nicolás Jodal.

Allí, Roqueta trabaja desarrollando generadores Java. Pero esta vez habían desarrollado uno que les permitiría convertir cualquier aplicación "escrita" en el lenguaje Genexus a cualquier otro lenguaje, ya sea el que se utiliza para las apps de iOS (Apple), Android e incluso BlackBerry.

“Necesitábamos aplicaciones para ver cómo iba”, explicó Roqueta. Y la primera oportunidad fue desarrollar Decano, una aplicación gratuita para iPhone basada en Decano.com, el sitio de la hinchada de Nacional. Los bolsos se mostraron “encantados”, contó el ingeniero.

I+Dev para el tiempo libre


I+Dev es una startup que ya tienen nombre, sitio web y un portfolio con unos cuantos trabajos, en los que se enfocan en sus “ratos libres”.

Después de Decano, que fue el primogénito, llegó una segunda aplicación gratuita para la cartelera de Montevideo Comm y luego, Camino a Brasil 2014.

Esta última es la niña mimada de i+Dev, ya que es la aplicación más exitosa del dúo hasta el momento. Se trata de una app paga (US$ O,99) que desarrollaron especialmente para las eliminatorias del mundial que tendrá lugar en Brasil dentro de dos años y con la que les ha ido “bárbaro”, según el ingeniero.

Los usuarios sudamericanos la celebraron, sobre todo en Ecuador, Chile y Uruguay. Aquí llegó a ocupar el segundo lugar del top 25 de las aplicaciones pagas más descargadas, después de la de mensajería instantánea, WhatsApp. Además, durante la última etapa los desarrolladores habilitaron su acceso gratuito y llegaron a conseguir unas 500 descargas diarias.

Para el macaquito verde


Para el sistema operativo Android en concreto (además de para iOS), los emprendedores desarrollaron una aplicación de horóscopo, que está disponible solo en inglés, y otra de chistes, Chistes D+.

Para sorpresa de Roqueta, los chistes tuvieron mayor repercusión que el servicio de horóscopo en inglés, sobre todo en el mercado de habla hispana, como España.

Según contó el ingeniero, desarrollaron ambas aplicaciones en el idioma de los que creían que eran los potenciales usuarios. Resulta que “es más difícil hacerse notar” en el mercado estadounidense, donde hay una mayor oferta.

Let’s cheers


La misma hipótesis podría funcionar para explicar por qué Let’s cheers, la aplicación de preparación de tragos que lanzaron en febrero de este año, solo ha tenido unas 200 descargas, mientras que Camino a Brasil ya cuenta con miles.

Let’s cheers es una app paga disponible para dispositivos iOS que también desarrollaron en inglés porque creyeron que el mercado estadounidense sería más viable. Todavía esto no probó ser cierto.

La preferencia por iOS (para dispositivos de Apple), por otro lado, se debe a que quienes lo usan son “más conscientes de que tiene un dispositivo para descargar aplicaciones”, mientras que el usuario de Android “muchas veces no sabe qué tiene”, dijo Roqueta. Además, cuando estos últimos prefieren las gratuitas, mientras que los partidarios de la marca de la manzana están más dispuestos a pagar por las aplicaciones.

A futuro, los dos jóvenes que hacen a i+Dev esperan “tal vez ser buscados por alguna empresa, tal vez un golpe de suerte” que los haga seguir creciendo. Mientras, seguirán paso a paso. O aplicación por aplicación.

 


La gran ventaja


Según Roqueta, la “gran ventaja competitiva” con la que cuentan en Genexus es poder escribir la aplicación en un lenguaje propio, por lo que solo se necesita escribirlo una vez. Luego, un generador toma lo que se escribió en Genexus “y genera los programas para Android (Java) y para iPhone (Objective C)”.

La clave está en que no se precisa cambiar nada de lo que se escribió originalmente, ya que se pasa de forma automática a otro lenguaje de programación, aclaró el ingeniero.

Agregó que el lenguaje Genexus “es mucho más simple que los lenguajes tradicionales”. En su blog, el ingeniero explica de forma fácil y dinámica qué es lo que hace un generador, y compara al lenguaje GeneXus con la lengua esperanto: ese que sustituye a todas las demás.


Acerca del autor

Comentarios