Síntomas de una posible infección

Un malware hará que su equipo no se comporte como debería; síntomas a tener en cuenta
Existen distintos indicios que podrían dan la pauta de que un sistema no está funcionando de la manera en la que debería, aunque no son por sí solos determinantes. Hay que tener en cuenta que algunas amenazas buscan pasar inadvertidas y persistir en el sistema, por lo que difícilmente muestren rastros. Aún así, estos 12 comportamientos podrían ser indicadores de una posible infección.

Es difícil saber de manera precisa si se produjo una infección sin la ayuda de una solución de seguridad, por lo que estos síntomas deberían servir como guía para empezar a sospechar y luego dar los pasos necesarios.

La recomendación de ESET, empresa de seguridad, es que ante una duda, lo mejor es ejecutar un análisis y permitir que un antivirus haga una exploración contra códigos maliciosos.

Luego de los incidentes globales por WannaCry y Petya, lo que más preocupa al público general es el ransomware, pero hay otro tipo de amenazas menos notorias y con igual capacidad de comprometer el rendimiento y la confidencialidad de los datos.

Es importante entonces protegerse de todas ellas. Un antivirus es el primer paso pero no es el único control necesario: se debe contar con un firewall, una política de backup y actualizaciones, cifrado, doble autenticación, herramientas de detección y prevención de intrusiones, entre otras.

- Bajo desempeño en el procesamiento de tareas en el equipo.

- Aparición de ventanas y anuncios emergentes que no han sido solicitadas por el usuario.

- Aparición de programas instalados en el equipo sin el conocimiento y consentimiento del usuario.

- Comportamiento anormal del sistema operativo, como reinicio o apagado repentino.

- Fallas durante la descarga de actualizaciones del sistema operativo o de programas instalados.

- Funcionalidades deshabilitadas del sistema operativo o de programas.

- Lentitud al navegar por internet o durante la descarga de archivos.

- Alertas de seguridad por parte del sistema operativo o de supuestas soluciones antivirus.

- Imposibilidad de iniciar el sistema operativo tanto en "modo normal" como en "modo seguro".

- Cambio de página de inicio de internet o redirección a sitios web desconocidos.

- Cambio del fondo de escritorio u otro aspecto del sistema.

- Mensajes intimidatorios para el usuario o solicitud de pagos para recuperar información.




Populares de la sección