El auto que Homero soñó en 1991 hoy puede hacerse realidad

En un episodio de 1991, Homero Simpson diseñó un vehículo que se adelantó al tiempo

Habitáculo cerrado para niños

La incorporación de pantallas en las plazas traseras es la realización del sueño de Homero. Varias las marcas ofrecen en su equipamiento opcional la posibilidad de instalar sistemas de entretenimiento.

The Homer tenía una bola en la antena para encontrar el auto en un estacionamiento. La idea era visionaria: hoy existen apps que usan el GPS y varios fabricantes incluyen esta tecnología en sus propios sistemas de conectividad.

Bocina musical

Homero quería que su coche tuviese varios botones para la bocina y que uno hiciera sonar La Cucaracha. Honda presentó el año pasado un sistema de bocina basado en diferentes emoticonos: enfadado, contento, sorprendido, entre otros.

Escaleras

El auto diseñado por Homero tenía dos escaleras debajo de las puertas. Varios modelos todoterrenos y pick up hoy tienen un escalón retráctil eléctrico que cumple esa función.

Motor del demonio

Homero quería un motor "del fin del mundo", uno ridículamente grande. Si bien eso no ha desaparecido, la industria ha ido en otra dirección, por ejemplo, a sistemas de ahorro de combustible que desactivan los cilindros a velocidades más bajas o apagan el motor a un régimen mínimo de revoluciones por minuto.

Interiores insonorizados

Otra vez, Homero pensaba en no escuchar a sus hijos. Hoy, la cancelación activa del ruido funciona como los auriculares del avión: usan micrófonos integrados para encontrar las frecuencias ofensivas y emiten un sonido que lo contrarresta y cancela.

Comentarios