YouTubers acusan al sitio de censura

La compañía no coloca publicidad sobre videos que puedan afectar a las marcas

YouTube es el tercer sitio más grande en el mundo, un gigante visto por millones cada día. También se está "pasando" un poco, según un grupo de creadores enojados quienes reclaman que la compañía comenzó a censurarlos.

La controversia aparece de la confusión sobre la longeva política de YouTube de desactivar las publicidades en videos que podrían resultar en quejas de los anunciantes. Estos incluyen videos que son violentos, sexualmente sugestivos o que contienen uso de drogas o lenguaje grosero.

Pero mientras que YouTube ha ocultado históricamente notificaciones de desmonetización en su tablero de análisis -lo que significa que algunos creadores nunca se enteraron- la compañía recientemente comenzó a enviarles notificaciones por correo electrónico y alertarles directamente en las páginas de video.

El proceso ha tomado por sorpresa a varios usuarios de YouTube: Lucas Cutforth, Melanie Murphy, Rob Dyke, MrRepzion y Philip DeFranco, entre muchos otros, han publicado videos en YouTube y tweets que lo acusan de "censurarlos" y amenazar sus medios para vivir. El jueves, el video de DeFranco sobre el tema -que ya ha sido visto más de 1,7 millones de veces- desencadenó el hashtag #YouTubeIsOverParty (Fiesta de "YouTube está 'pasado'"), un voto de protesta de los creadores y aficionados por igual.

"Sin nosotros", tuiteó la vlogger de belleza Samantha Ravndahl, "ustedes no tendrían ningún contenido sobre el que hacer publicidad".

Irónicamente, el cambio es parte de los esfuerzos continuos de YouTube para ser más transparente en sus relaciones con los creadores y fue, en realidad, diseñado para que sea más fácil para los YouTubers apelar las adiciones a listas negras erróneas. Ese proceso antes era difícil de encontrar y navegar; ahora es tan fácil como marcar una casilla que dice "Revisar mi video de nuevo. Creo que es apto para los anunciantes".

Sin embargo, muchos usuarios de YouTube han planteado preocupaciones válidas sobre lo que considera YouTube "para los anunciantes" en primer lugar. Es difícil de objetar con un anunciante que no quiere que su producto sea colocado sobre, digamos, un video de una travesura maliciosa (esto no es muy diferente de los medios convencionales, donde las empresas eligen los espectáculos con los que se anuncian muy estratégicamente, y retiran esos anuncios a toda prisa si el espectáculo se mezcla con algo arriesgado).

Pero YouTube también desmonetiza videos que se refieren a "temas y eventos controvertidos o delicados, incluyendo temas relacionados con la guerra, los conflictos políticos, desastres naturales y tragedias, incluso si no se muestran imágenes gráficas". Eso podría resultar un importante desincentivo para la cobertura de noticias en la plataforma, sobre todo entre los pequeños creadores.

Aaron Wysocki, director de distribución de contenidos para la red de noticias Web Young Turks, tuiteó la mañana del jueves que YouTube había desactivado los anuncios en casi 1.000 de los videos de la red durante los últimos tres años, incluyendo noticias recientes sobre los refugiados sirios, la investigación farmacéutica y el alto al fuego colombiano.

Mientras tanto, DeFranco dijo que YouTube quitó un video que publicó el 30 de agosto, que contenía lenguaje no apto para menores de 13 años, pero por lo demás pegado a la discusión de las noticias tales como la liberación de Brock Turner y el incidente Annaliese Nielsen y Lyft.

"¿Cómo diablos se supone que voy a hablar de noticias?" preguntó.

Si YouTube revisará su política de publicidad a la luz de todo el ultraje, solo el tiempo lo dirá.
Fuente: Caitlin Dewey, The Washington Post

Populares de la sección