YouTube rompió relaciones con su mayor estrella

PewDiePie ya no tendrá trato preferencial por sus videos con contenido antisemita

YouTube rompió relaciones con PewDiePie y canceló la segunda temporada de su serie, horas después de que Disney hiciera lo mismo por sus videos con contenido antisemita.

"Muerte a todos los judíos", dice un cartel que levantan dos indios sonrientes en un video que publicó el 11 de enero a manera de chiste. A Disney no le pareció gracioso y decidió terminar su contrato con el famoso youtuber que cuenta con más de 53 millones de suscriptores a nivel mundial. Esta alianza le significa una facturación anual de más de US$ 14 millones anuales.

El sueco Felix Kjellberg será eliminado además del programa de publicidad premium de Google, Google Preferred. "Hemos decidido cancelar el lanzamiento de la temporada 2 de Scare PewDiePie (exclusiva para suscriptores de YouTube Red)", sentenció un portavoz de YouTube.

La decisión de Disney se produjo luego de que el diario Wall Street Journal analizara las publicaciones de PewDiePie durante los últimos seis meses. La investigación denunció que nueve videos incluían referencias antisemitas e incluso utilizaban elementos de la Alemania Nazi, informó BBC.

El canal de YouTube seguirá activo y PewDiePie continuará obteniendo ingresos por sus videos. No obstante, la eliminación del programa Google Preferred y la cancelación de su serie afectarán directamente en sus ingresos a corto y medio plazo.

En un video posteado el 22 de enero de 2017 aparece un hombre vestido como Jesús diciendo "Hitler no hizo nada mal".

"Pese a que Félix ha conseguido a sus seguidores siendo provocativo e irreverente, esta vez ha ido demasiado lejos y estos videos son inapropiados", señaló un vocero de Maker Studios, filial de Disney.

El youtuber posteó un texto breve en el que reconoció que sus videos fueron ofensivos, aunque insistió en que no apoya ninguna actitud violenta: "Creo que es importante que diga algo y quiero dejar clara una cosa: no apoyo, de ningún modo, cualquier tipo de actitud centrada en el odio. Hago videos para mi audiencia. Veo el contenido que creo como entretenimiento y no como un lugar para rigurosos comentarios políticos. Sé que mi audiencia entiende eso y por ello acuden a mi canal. Pese a que no fue mi intención, entiendo que estas bromas terminaran resultando ofensivas. Pese a lo risible que es creer que realmente pueda apoyar este tipo de gente y para cualquiera inseguro sobre mi opinión en lo que a los promotores del odio se refiere: no, no los apoyo de ninguna forma".

En 2016 su cuenta de Twitter fue suspendida temporalmente tras hacer bromas sobre Estado Islámico. Además, Google ya había retirado los anuncios premium de Google Preferred de determinados videos de PewDiePie por violar las políticas del servicio.