Whatsapp ya incorpora las llamadas en su actualización

Al bajar una nueva versión de la aplicación se puede habilitar las comunicaciones de voz sin necesidad de una invitación
Muchos usuarios de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp en Android se encontraron con la nueva función de llamadas instalada por defecto con la actualización a su versión 2.12.5. Esto funcionará para cualquier usuario de Android que tenga una versión del sistema operativo superior a la 2.1.

En caso de no tener activadas las actualizaciones automáticas hay que hacerlo de forma manual. Los pasos son los siguientes: hay que entrar a la tienda de apps Google Play, elegir la opción Mis aplicaciones y encontrar a Whatsapp en la lista. Si la actualización no se instaló, dará la opción de descargar la última versión.

Si bien la compañía todavía no dio detalles sobre las actualizaciones o la nueva función, son varios lo usuarios que han percibido el cambio, según reportaron varios medios.

Cómo llamar y ser llamado


Teniendo la aplicación actualizada, los usuarios de Android ya deberían poder hacer llamadas. Sin embargo, si no se descarga con la actualización se puede probar con la invitación de otro usuario que ya tenga la función. Se aconseja borrar el caché previo a utilizar el servicio.

Para esto hay que ir a los ajustes del teléfono y en la información de la aplicación se encuentra la opción “eliminar el caché”. En el caso extremo de que no funcione, también se recomienda eliminar y volver a instalar la app.

Con esto ya se pueden realizar y recibir llamadas, siempre entre usuarios de Android. Pero no todo es positivo. Una prueba realizada en la redacción de El Observador demostró que las comunicaciones con Whatsapp aún distan de ser perfectas: al mal sonido se suman algunos segundos de retraso entre cada interacción.

Pese a ello, se destaca la posibilidad de hacer llamadas por WiFi o a través del servicio de datos cuando la señal telefónica es baja o nula. En este sentido, esta innovación que ya estaba incorporada en Facebook Messenger, ataca directamente a las compañías telefónicas. Es que primero les quitó el monopolio de los SMS y ahora, junto a Skype, Viber y otras aplicaciones, ataca con fuerza donde más les duele: las costosas llamadas.

La importancia de llamarse WhatsApp


Cuando hace poco más de un año Facebook compró Whatsapp por US$ 21.800 millones, muchos consideraron que fue un gasto desmedido de un Mark Zuckerberg que todavía estaba dolido por no haber podido comprar otra aplicación de mensajería, Snapchat. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que, más que un capricho, se trataba de una aguda visión empresarial.

Según la revista Forbes, WhatsApp y sus 700 millones de usuarios le harán ganar US$ 7 mil millones por año a la red social. Si bien Facebook cuenta con 1.390 millones de usuarios mensuales activos, todavía le resulta difícil monetizar su presencia online.

Tras las estafas y rumores (ver recuadro), WhatsApp dio finalmente un paso hacia las llamadas de voz. Los usuarios de Android de Uruguay y el mundo pueden ahora probar el nuevo servicio de la aplicación, recibiendo una llamada o actualizando la aplicación desde Google Play o desde la web misma de la app.

La última actualización de WhatsApp ofrece un nuevo diseño minimalista, compuesto por tres pestañas: “Contactos”, “Chats” y la novedosa “Llamadas”. Ingresando a esta última opción, aparecen ahora los contactos disponibles para ser llamados.

Para quienes tengan iPhone ese servicio se hará esperar. Brian Acton, cofundador de WhatsApp, afirmó la semana pasada en F8, la conferencia anual organizada por Facebook, que las llamadas estarán disponibles para el sistema operativo iOS en “algunas semanas”. Sin embargo, algunos usuarios han podido acceder con dispositivos destrabados.

Una vez que el servicio esté universalizado, restará ver cómo reaccionan las compañías en este nuevo y competitivo ambiente donde Whatsapp parece no tener límites.

 


 Las llamadas equivocadas


La semana pasada un mensaje anunciando el comienzo y la posible instalación del servicio de llamadas se desperdigó por Whatsapp y atrapó a los usuarios más incautos en un engaño.

Se trataba de una estafa que buscaba utiliza los contactos del usuario para seguir desperdigando el sitio web, cuyo link comienza un proceso que termina descargando un código malicioso en el dispositivo, además de robar los contactos para ser vendidos.

Sebastián Bortnik, gerente de Investigación y Tecnología para Latinoamérica de la empresa de seguridad informática ESET, explicó a El Observador que este tipo de engaños suele suceder cuando aparece una innovación tecnológica y recomendó, ante la duda siempre, recurrir a las fuentes oficiales para más información.



 

Populares de la sección

Comentarios