Waze para resolver emergencias

La app de navegación quiere acelerar los tiempos de respuesta ganándole a los servicios 911
¿Waze –la aplicación de navegación reconocida principalmente por su función GPS y por los datos certeros que ofrece sobre el tráfico en las diferentes ciudades del mundo– puede acelerar los tiempos de respuesta ante emergencias? Así lo afirma una compañía de software con sede en Texas que asegura haber encontrado una manera de conectar el flujo de datos que aportan los usuarios en tiempo real con los call centers de los servicios de emergencias.

Chad Richey, jefe de proyecto en la empresa Genesis PULSE, afirma que la información volcada a la aplicación podría reducir los tiempos de respuesta en, por lo menos, 70%. "Los accidentes están siendo reportados en tiempo real. Los servicios de emergencia son capaces de verlos", dijo Richey. "El 70% de las veces, Waze es mejor que una llamada al 911", añadió.

No hay duda de que el intercambio de datos de Waze ha revolucionado la forma en que los estados y las ciudades manejan el tráfico. Los funcionarios de transporte dicen que, al gestionar de manera más eficiente, el intercambio de datos podría acelerar los tiempos de respuesta en caso de emergencia.

El Big Data ha transformado las compras, la actividad policial y la conducción. Daniel Doctoroff, quien trabajó en la alcaldía de Nueva York durante la administración de Michael R. Bloomberg, ha llamado a utilizar la masa de datos que proporciona "la cuarta revolución moderna". La primera revolución fue la que siguió a la invención de la máquina de vapor y el advenimiento de la era industrial. Después vino la electricidad y luego el automóvil. Ahora se tienen datos de alcance masivo, en detalle y disponibles en tiempo real.

En octubre de 2014, Waze lanzó su programa "Ciudadanos Conectados", una iniciativa que ofrece a los gobiernos estatales y locales el intercambio bidireccional de datos. La empresa –que se formó en Israel y fue comprada por Google en 2013– comenzó con 10 socios; hoy tiene más de 63 incluyendo Boston, Washington y Los Ángeles y 14 departamentos de Transporte. El programa también se usa en el extranjero; en ciudades como Río de Janeiro. Los wazers –es decir, los usuarios– pueden introducir información sobre las condiciones del tránsito. Esos flujos de información llegan a las autoridades, que agregan su propia información, como cierres de calles o incidentes.

"Este programa ha demostrado ventajas para nosotros y para nuestros socios del gobierno", dijo Paige Fitzgerald, director del proyecto del programa Ciudadanos Conectados. "Estamos viendo los beneficios reales de intercambio de datos", agregó.

En Washington DC, una de las primeras ciudades en colaborar con Waze, los funcionarios de transporte manejan la información que aportan más de 250.000 wazers en la región, las llamadas al servicio de emergencia y la información de las cámaras de tráfico del circuito cerrado. Al sistema agregan los cierres previstos de calles y todos los incidentes que pueden impactar en el tráfico. Este intercambio de información sirvió para trazar la gestión del tráfico durante la visita del papa Francisco y ha servido para incrementar el nivel de eficiencia a la hora de reparar los baches.

En Boston, las autoridades municipales utilizan los datos de Waze para modificar el enrutamiento del tráfico y hacen una lectura rápida sobre el impacto de sus decisiones, por ejemplo, luego de sincronizar semáforos.

"Waze nos permite tener en tiempo real una visión de alta resolución del rendimiento de toda la red de carreteras de la ciudad, sin tener personas que se sienten en las esquinas con los contadores de mano", dijo el vocero Jascha Franklin-Hodge. En el distrito del puerto de la ciudad se cortaron los atascos de tráfico en un 18% gracias a Waze. "Solo estamos arañando la superficie del potencial que existe", dijo.

Fuente: Fredrick Kunkle / The Washington Post