¿Viaja? Salvaguarde sus datos

Agencias gubernamentales quieren tener acceso a sus dispositivos; antes de cruzar la frontera, ponga en práctica estos consejos de seguridad para estar pronto ante una inspección invasiva
Viajeros, tengan cuidado: cuando lleven sus dispositivos a bordo, mantener la seguridad de los datos que guarda en ellos es igual de importante que protegerse de los atracadores.

Por la razón que sea, los gobiernos extranjeros y nacionales quizá tengan interés en sus datos personales, incluidas sus cuentas de redes sociales. Esto no es solo teórico. Varios viajeros fueron recientemente presionados para dar a los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (EEUU) acceso a sus teléfonos en el aeropuerto.

Algunos viajeros ahora enfrentan riesgos de privacidad adicionales debido a una nueva regulación que los obliga a separarse de sus equipos. El Departamento de Seguridad Interior anunció que los pasajeros que vuelen desde ocho países con mayoría musulmana hacia EEUU no podrán llevar en el avión dispositivos más grandes que un celular. Así que las computadoras, tabletas y otros aparatos tendrán que ser guardados en el equipaje despachado.

Legalmente, a los ciudadanos no se les requiere desbloquear sus celulares o compartir sus contraseñas con funcionarios del gobierno estadounidense. Pero las reglas podrían variar dependiendo de hacia dónde o desde dónde se esté viajando. Y cualquier detención por parte de un funcionario gubernamental puede ser inconveniente, e incluso intimidante.

¿Qué hacer? Hay un punto en el que todos los expertos coinciden: no mienta a los funcionarios sobre sus contraseñas o cuentas de redes sociales. "Le harían la vida miserable si lo descubrieran", dijo Jeremiah Grossman, director de estrategia de seguridad de SentinelOne, una compañía de seguridad computacional.

Pero hay métodos para salvaguardar sus equipos de las inspecciones invasivas, sin comprometer su honestidad. He aquí algunos consejos de especialistas en seguridad y forenses.

Considere un dispositivo barato

La mejor manera de evitar que su información sea inspeccionada es viajar con un dispositivo que nunca haya tenido ninguno de sus datos en primer lugar.

Es una idea sensata invertir en un smartphone o computadora baratos cuyo único objetivo es ser usado a bordo, si usted no quiere que su equipo caro se pierda o sea robado mientras viaja; ya no digamos que sea inspeccionado por los agentes fronterizos. Así que déjelo en casa, junto con su álbum de fotos y sus aplicaciones de Facebook, Snapchat y Twitter.

Desactive los lectores de huellas

Los sensores de huellas digitales, como los que se encuentran en los smartphones Apple y Android, son una característica de seguridad genial para desbloquear su teléfono rápidamente. Pero Jonathan Zdziarski, investigador de seguridad, dijo que una buena medida cuando viaja es desactivar la función.
Eso es porque, en EEUU, las agencias de procuración de justicia han usado exitosamente órdenes judiciales para obligar a la gente a desbloquear sus celulares con su huella digital. Pero debido a su derecho a permanecer en silencio, sería difícil (aunque no imposible) que el gobierno federal le obligue a compartir su código de contraseña. Así que desactivar su sensor cuando viaja es una acción más segura.

No memorice sus contraseñas

La mejor manera de proteger sus contraseñas es no conocerlas. Cuando se resista a un registro de datos, es mejor decir que no las memorizó antes que negarse a darlas a los agentes fronterizos. "Si no las conoce, es difícil que le obliguen a darlas", señaló Grossman.

Aplicaciones de gestión de como 1Password y LastPass pueden crear automáticamente contraseñas largas y sólidas para todas sus cuentas en línea y mantenerlas almacenadas en una "bóveda" (la nube) que es accesible con una clave maestra.

"Si no las conoce, es difícil que le obliguen a darlas", señaló Grossman.

Sin embargo, Grossman indicó que es mejor que viaje sin su software de gestión de contraseñas cargado en sus dispositivos para que no se le pida entregar la contraseña maestra. Puede almacenar una copia de la bóveda en un servicio en la nube como Dropbox y tener acceso cuando llegue a su destino.

Una alternativa a usar una aplicación de gestión de contraseñas es escribir sus códigos de acceso y dejarlos con alguien de su confianza. Después de pasar por la aduana, contacte a esa persona y pídale que se los lea.

Use la verificación de dos pasos

En el improbable caso de que se le pida su contraseña de correo electrónico o de alguna cuenta de redes sociales, tener habilitada la verificación de dos pasos actuará como una salvaguarda extra, suponiendo que deje su teléfono primario en casa.

Con la verificación en dos pasos activada, siempre que introduzca una contraseña recibirá un mensaje de texto con un código de uso único que debe introducir antes de conectarse. Como el mensaje que contiene el código sería enviado a su teléfono en casa, el funcionario no podría entrar en su cuenta aún cuando usted le diera su contraseña.

Por supuesto, la verificación en dos pasos puede dificultarle a usted mismo entrar en sus cuentas si su teléfono primario está en casa. Siempre puede dejarlo con alguien de confianza y contactarlo para pedirle los códigos.

Encripte sus dispositivos

Cuando esté usando un dispositivo de respaldo o el suyo, siempre asegúrese de proteger el sistema con encriptación, lo que permite "mezclar" sus datos para que se vuelvan indescifrables sin la clave correcta.

Aplicaciones de escritorio como BitLocker o FileVault de Apple le permiten encriptar su disco duro; luego necesita una contraseña para descifrar sus archivos. Para evitar entregarla, puede anotarla y pedirle a un amigo que la guarde, para luego contactarlo después cruzar la frontera.

Respalde en la nube

Cuando esté viajando, como mínimo necesitará acceso a su libreta de contactos y quizá también quiera tomar algunas fotos. Pero esta es información delicada en la que pueden meter mano los agentes de frontera.

Su mejor opción es respaldar sus datos en un servicio en la nube y luego borrarlos todos de su dispositivo, antes de llegar a la frontera, dijo Zdziarski. Después de pasar por la aduana, puede restaurar su información desde el respaldo en internet.
Fuente: Brian X. Chen / New York Times News Service

Populares de la sección