Venus: tan cercano y tan raro

Diez razones por las que la conquista de Venus no será sencilla
Científicos de la NASA están trabajando en la creación de ciudades hechas de globos gigantes, que luego serán colocadas sobre las nubes del planeta Venus. Esto permitiría a los astronautas explorar el planeta más cercano a la Tierra, sin estar expuestos a su superficie hostil.

Venus, el segundo planeta desde el sol, también es el más parecido en tamaño, densidad y composición química a la Tierra, pero es una rareza en sí mismo.

Cromo comparte 10 de sus principales peculiaridades que no harán sencilla su conquista por el hombre.

Superficie explosiva


Hay más volcanes en Venus que en cualquier otro planeta del sistema solar. Se han registrado más de 1.600 volcanes en su superficie. Los científicos creen que la mayoría está latente y solo un puñado está activo.

Días largos


Un día en Venus equivale a 243 días en la Tierra; mientras que un año en Venus (la rotación alrededor del sol) es más corto, solo 224,7 días terrestres. Algo aún más extraño: Venus gira al revés, en sentido contrario al del resto de los planetas del sistema solar.

Casi idénticos


De todos los planetas del sistema solar, Venus es lo más parecido a un gemelo de la Tierra. Tiene unos 38.025 kilómetros de circunferencia ecuatorial, unos 12.104 kilómetros de diámetro entre los polos y unos 12.104 kilómetros de diámetro en el ecuador. La diferencia es solo de 638 kilómetros de diámetro. Además, ambos planetas tienen superficies relativamente jóvenes, con atmósferas gruesas con nubes (aunque las nubes de Venus están compuestas, principalmente, de ácido sulfúrico, por lo que existe una lluvia ácida constante).

Muy caliente


Después del sol, Venus es el segundo lugar más caliente del sistema solar. Las temperaturas pueden llegar a unos abrasadores 470ºC, sin diferencia entre la noche y el día y sin diferencia entre el ecuador y sus polos. Esto se debe a que la mayor parte de su atmósfera está compuesta de dióxido de carbono y, por lo tanto, padece de un fenómeno extremo de efecto invernadero. A lo largo de la historia se han enviado diversas misiones de prueba a Venus, pero los dispositivos y naves se han quemado y se consumieron en poco tiempo.

Presión atmosférica


La presión del aire en la superficie de Venus es extrema: aproximadamente 90 veces mayor que la presión a nivel del mar en la Tierra. En otras palabras, la presión sobre Venus es casi la misma que la presión del agua en la Tierra cerca de un kilómetro bajo el océano.

Cruce frente al sol


Desde la Tierra, solo se puede ver el tránsito de Venus frente al sol dos veces en un un período de ocho años con un patrón regular de 121,5 y 105,5 años entre pares consecutivos. En 2012 fue la séptima vez que los seres humanos lo han podido ver desde la invención del telescopio. No volverá a producirse hasta 2117.

El lucero


Dada su proximidad a la Tierra, Venus es el planeta más brillante en el cielo y el segundo objeto más brillante de la noche, después de la Luna. En 2011,un piloto de la empresa Air Canadá realizó una maniobra de emergencia para evitar una colisión en el aire con lo que más tarde se determinó que era Venus a millones de kilómetros de distancia.

Observado


Venus ha sido un objeto de observación durante milenios. Los antiguos babilonios seguían sus andanzas por el cielo hacia 1.600AC.

Vientos fuertes


Los vientos se desplazan sobre la superficie del planeta a más de 720 kilómetros por hora; mucho más rápido que cualquier tornado en la Tierra.

Distintas caras


Debido a que Venus gira alrededor del sol dentro de la órbita de la Tierra, el planeta parece tener fases como la luna. Cuando está en el lado opuesto del sol, se encuentra en fase llena; cuando está entre la Tierra y el sol, está en fase nueva. El primero en observar esto fue el astrónomo italiano Galileo Galilei en 1610.


Acerca del autor

Comentarios