Ventajas de una red privada

Los múltiples usos de una VPN la hacen cada vez más popular; ¿vale la pena su instalación?
El cometido de una red privada virtual, más conocida como VPN, es permitir una extensión de una red particular sobre una de dominio público. Ha pasado a la fama porque, más allá de sus particularidades, se destaca por brindar la posibilidad de esquivar las defensas de proveedores de internet para tener alcance a contenidos que no están disponibles en otros países. De esta forma, alguien que se conecta a Netflix desde Uruguay usando un servicio de VPN, aparecería como si se estuviera conectando, por ejemplo, desde Estados Unidos.

Pero una VPN hace más: el usuario se conecta a internet de forma privada por lo que no deja rastro de su historial de navegación. Esta es una ventaja muy importante si se tiene en cuenta que un hacker puede vulnerar una red pública y saber quiénes están haciendo uso de ella.

Primeros pasos

El proceso para instalar una red VPN depende del tipo de plataforma. Si se instalará en un dispositivo que use iOS, habrá que sortear alguna barrera. Para los dispositivos de Apple se debe ingresar en el menú "Ajustes", luego a "General" y "VPN" para activar esta opción. El paso siguiente es escoger cualquiera de los protocolos que aseguren una mejor comunicación.

En Android ocurre un proceso bastante parecido pero que no requiere tantos pasos. El usuario debe descargar una versión de alguna red VPN existente y nada más, ya que por lo general se configuran por sí solas.

A su vez existen aplicaciones para todo tipo de dispositivos que solo deben instalarse y el resto es historia. En las tiendas oficiales existen cientos de ejemplos que brindan conexión a redes VPN y muchas de ellas superan los millones de descargas. Incluso algunas detectan si existe un malware en la red.

Un ejemplo es la aplicación Spotflux (disponible para iOS y Android) que brinda un servicio gratuito de cifrado completo de las comunicaciones y protección frente a virus y malware analizando la conexión.
VPN Master es otro ejemplo. Sus creadores destacan su habilidad para desbloquear sitios, brindar conexiones seguras y proteger la privacidad del usuario. Con más de 10 millones de descargas, la aplicación otorga la posibilidad de conectarse a cientos de redes sin que se detecte la presencia del usuario gracias a que oculta su IP. A efectos prácticos, la dirección IP del usuario es la del servidor VPN.

Varias empresas ofrecen estas opciones de conexión y cuentan con una gran cantidad de usuarios debido a que ofrecen privacidad sin tener que registrarse. Para usarlas, se debe ingresar la dirección del servidor y crear un usuario y contraseña.

VPNBook es un servicio que brinda conexión a redes privadas. Para acceder, se debe conocer los datos de conexión ingresando a su sitio. Luego, el usuario debe hacer clic en la opción "PPTP". Una vez que está allí adentro, la persona encontrará una lista con varias opciones de servidores y recomendaciones de cada uno.

A tener en cuenta

Hasta ahora todo muy bonito, pero hay unos aspectos que no hay que olvidar: no todos los servicios son gratuitos, la velocidad de conexión se resiente y su seguridad no es infalible.