Uso del celular puede dañar la fertilidad masculina, revela estudio

Guardarlo en el bolsillo del pantalón influye en la cantidad de esperma
El uso de teléfonos móviles durante más de una hora al día duplica el riesgo de que la calidad del esperma se reduzca a niveles ínfimos para la procreación, según revelan los datos de un estudio realizado por expertos israelíes.

La investigación, elaborada por un equipo del Centro Médico Carmel y el Technion de Haifa (norte del país), y publicada esta semana por la revista científica digital Reproductive BioMedicine Online, pone el acento en la temida conexión que se pensaba existe entre la infertilidad masculina y la prevalencia del uso de teléfonos celulares.

La infertilidad masculina constituye del 30% al 40% de los casos en los que una pareja no puede procrear.

Algunos estudios han mostrado un continuo declive en la calidad del semen desde comienzos del siglo XX, siendo uno de los supuestos analizados el impacto de la radiación de frecuencia electromagnética emitida por los teléfonos móviles.

Los investigadores, liderados por el doctor Ariel Zilbertlicht del Centro Médico Carmel, estudiaron la relación entre las características del empleo del celular y la calidad del semen.

Y para ello analizaron las referencias de 106 hombres mediante el acceso a datos demográficos y cómo empleaban el teléfono, así como la calidad de su esperma.

Los resultados revelan que la calidad del semen se redujo a niveles que podían causar infertilidad entre los hombres que suelen llevar sus celulares a medio metro o a menos distancia de la ingle.

Asimismo, el 47% de aquellos que guardaban el móvil en los bolsillos de sus pantalones a lo largo del día reportaron los mismos niveles anormalmente bajos de concentración de semen tiene solo el 11% de la población masculina en general.

Otro factor que influye en la concentración del esperma es hablar por el teléfono móvil durante más de una hora al día o hacerlo mientras se carga la batería del aparato, lo que duplica según el estudio el riesgo de baja concentración de semen.

Los científicos introdujeron una variable adicional y llegaron a la conclusión de que hablar mientras se carga el celular y se fuma contribuían drásticamente a la mala calidad del esperma.

"A la luz de los resultados del estudio ciertamente se recomienda (a los hombres) que reduzcan la duración de las conversaciones y eviten portar el aparato cerca de la ingle, dormir junto a él, o hablar cuando se está cargando y emplear auriculares todo lo posible", señaló Zilberlicht al Canal 2 de la televisión local.

Los investigadores apuntan como conclusión que ciertos aspectos del uso de los celulares podrían provocar efectos adversos en la concentración del esperma y que sería necesario investigar en estudios de mayor envergadura el daño que este tipo de radiación puede causar a la fertilidad masculina.
Fuente: EFE