Uruguay tendrá un centro tecnológico único en la región

El nuevo ICT4V unirá a la academia y a la industria para aumentar la capacidad de innovación y crear valor industrial para acompasar el avance del sector
A Daniel Kofman la palabra “laboratorio” le pareció restrictiva. Esto se debe a que el nuevo ICT For Verticals (ICT4V), como se llamará el primer centro tecnológico de tecnologías de la información y comunicación (TIC) que funcionará en Uruguay a partir de abril, fue pensado para ser un centro de innovación multidisciplinario, académico e industrial, único en la región.

“Va a cubrir todos los eslabones de la innovación: desde la generación de ideas, la resolución de los problemas técnicos para transformarla en un producto o servicio final, hasta su concretización”, explicó Kofman a Cromo, al ser consultado sobre los objetivos.

También allí se ofrecerá capacitación de posgrado y formación continua. Para ello, dos organismos europeos se asociarán a la institución. Por su parte, la Universidad de la República, Universidad ORT, Universidad de Montevideo y Universidad Católica ya figuran como socios.

La Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) financió esta iniciativa con US$ 1 millón en un plazo de tres años. Por su parte, los privados –las empresas de De Larrobla y Asociados, Quanam, CSI, Paytrue y universidades– aportaron alrededor de US$ 500 mil para la fase inicial.

“Para muchas cosas de las que queremos hacer se necesita una masa crítica de expertos en el área”, indicó Kofman, quien es actualmente director de Lincs, el centro de investigación académico-industrial que cofundó en 2011, en Francia, donde también es docente en Telecom ParisTech, una escuela pública de ingeniería.

En la primera fase del ICT4V se trabajará en cuatro proyectos: uno presentado por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria, uno para la optimización energética, uno del rubro bancario y otro para la optimización de la productividad de las empresas. Una industria vertical es aquella que hoy depende de las TIC para ser innovadora en su rubro, ya sea la salud, el transporte o cualquier área.

Cambio de paradigma


A juicio del experto, las aplicaciones tecnológicas en los próximos 10 años serán casi infinitas y la misión del ICT4V es darles una respuesta local. Por ejemplo, el desarrollo de dispositivos y aplicaciones médicas que monitorean la salud del paciente en tiempo real debe ir acompañado del fortalecimiento de las capacidades técnicas de los profesionales uruguayos.

“La capacidad de tratar una cantidad gigantesca de datos y la capacidad para tratarnos inmediatamente requiere de tecnología avanzada”, apuntó. La razón es clara: “Si la persona va a tener un infarto, no sirve de nada tratar esos datos dos días después”.

En el mercado ya existen lentes de contacto capaces de medir el nivel de azúcar en la sangre del paciente y que, conectado a un smartphone, se comunican las alertas al centro de salud. Este control permanente será cada vez más común gracias a los “dispositivos imperceptibles que no nos van incomodar”, que se van a llevar puestos y que redundarán en la mejora de la calidad de vida del paciente.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios