Uruguay también esperó a Makemake

El Observatorio Astronómico Los Molinos sumó su telescopio en la campaña mundial de estudio del planeta enano hermano de Plutón y colaboró con un reciente hallazgo
Más allá de Neptuno, incluso más lejos que Plutón, está Makemake. Se trata de un objeto celeste que no llegó a completar el proceso por el que nacen los planetas y se quedó así, enano.

Al igual que los demás de su tipo, Makemake guarda un secreto que los astrónomos intentan develar desde hace siglos: ¿cómo se forman los planetas? ¿Por qué algunos acaban formándose y otros no? Responder estas preguntas podría ayudar a resolver otro misterio, acerca de si es posible que otros planetas se formen en torno a otras estrellas. De ser así, puede haber vida en alguna otra parte del universo.

El equipo del Observatorio Astronómico Los Molinos, en Montevideo, también es parte de la comunidad mundial de astrónomos que busca estas respuestas. Por eso, su telescopio fue uno de los 16 que se sumaron a la campaña de observación de la ocultación de Makemake, cuyos resultados fueron publicados el jueves en la prestigiosa revista Nature.

Este planeta enano, que se encuentra a 52 unidades astrónomicas (52 veces la distancia de la Tierra al Sol), fue descubierto en 2005. Sin embargo, permanecía esquivo a la vista de los observadores, debido a su lejanía y tamaño: su diámetro es de 1.465 kilómetros, la décima parte que el de la Tierra.
La atmósfera de Makemake resultó ser “tenue y tampoco fue localizada en toda la superficie del objeto”, dijo el director del Observatorio Astronómico Los Molinos, Gonzalo Tancredi

Esperar a que el objeto oculte una estrella es la mejor forma que los astrónomos tienen para verlo. El fenómeno, similar a un eclipse de sol, es denominado ocultación y permitió determinar datos más concretos acerca del pequeño planeta hermano de Plutón, como su diámetro, densidad y distancia. No obstante, el mayor hallazgo fue tal vez el de su atmósfera, dijo el director del Observatorio, el astrónomo Gonzalo Tancredi. Esta resultó ser “tenue y tampoco fue localizada en toda la superficie del objeto”.

Tancredi explicó que, al estar a una distancia considerable del Sol, la atmósfera de Makemake se desarrolla cuando se acerca al astro, porque se derriten sus hielos. Al alejarse, los hielos se congelan y la atmósfera desaparece.

En el caso concreto de la institución uruguaya, la observación fue “negativa”, contó el astrónomo: “La sombra del objeto no pasó por encima nuestro, sino más al norte”. Cruzó el norte de Chile y parte de Brasil, donde también esperaban al planeta enano con sus telescopios.

Aún así, otro fenómeno quedó confirmado desde Uruguay: “Hay un nicho de investigación científica en la cual puede haber contribuciones importantes de un grupo pequeño con pocos recursos, como es el nuestro aquí en Uruguay”.

 


Otros enanos


El astrónomo Gonzalo Tancredi aseguró que fue el equipo del Observatorio Astronómico Los Molinos, donde es director, el primero a nivel mundial en detectar una ocultación de una estrella por un objeto transneptuniano. El telescopio instalado en la azotea de una casa en Aiguá, en Maldonado, observó la ocultación de Varuna, un posible planeta enano. No obstante, nunca se publicaron los resultados, ya que fue el único lugar donde se registró y no pudo contrastarse, explicó Tancredi.


Acerca del autor

Comentarios