Uruguay al tope en 4G

Director de tecnología de Telefónica afirma que la red móvil es superior a la región
¿Se ha explotado todo el potencial del 4G?
No, queda muchísimo porque hay una cantidad enorme todavía de clientes que utilizan 3G e incluso 2G. Primero, por el alto costo de los terminales que pueden utilizar 4G, pero también porque la tecnología surgió hace relativamente poco. Es muy difícil para las empresas hacer que los clientes compren terminales con tecnologías más avanzadas, simplemente por un tema de precios. Sin embargo, las personas en Uruguay que ya tienen 4G reciben el mismo servicio que obtendrían en cualquier parte del mundo; en ese sentido, estamos al tope de la tecnología.

¿Qué puede decir del 5G?
Por ahora es un concepto en el cual están trabajando los operadores para tratar de entender cuáles van a ser los requerimientos. Primero se debe hacer una estandarización mundial de la tecnología que permite que los fabricantes de teléfonos hagan que funcionen de la misma manera. El 5G todavía está en vías de estandarización, pero se espera que empiece a funcionar alrededor de 2020, incluso en Uruguay. Acá solamente estamos unos meses por detrás del lanzamiento de las tecnologías en el mundo. No es que entre ahora y 2020 no vaya a suceder nada. Seguramente se dé una enorme cantidad de cambios en la ganancia de velocidad de los terminales.

"El 5G todavía está en vías de estandarización, pero se espera que empiece a funcionar alrededor de 2020, incluso en Uruguay". El 5G todavía está en vías de estandarización, pero se espera que empiece a funcionar alrededor de 2020, incluso en Uruguay.

¿Qué se requiere para obtener esa ganancia en velocidad?
La velocidad depende del ancho de banda. Lo que se requiere es tener más cantidad de frecuencias disponibles. Las frecuencias son el combustible de esta tecnología. Cuanto más podamos tener, más velocidad le ofreceremos a los clientes. En Uruguay esto está bien en relación con la cantidad de clientes. Pero hay más espectro disponible, que el gobierno quiere poner en licitación, que duplicaría la velocidad para navegar. Además, los terminales de hoy tienen dos antenas. En algún momento tendrán cuatro y ya se vaticina que va a haber algunos con ocho antenas. Eso multiplica linealmente la velocidad del teléfono. Un celular con cuatro antenas va a tener el doble que uno de dos, uno de ocho tendrá el doble que uno de cuatro, y así sucesivamente.

En Uruguay estamos acostumbrados a pensar que todo llega mucho después...
Eso se terminó. En tecnología, a diferencia de otra industria, esto es muy masivo. Por esto los terminales son accesibles. Siempre vamos a estar unos meses atrás. Es impensable que se haga un gran lanzamiento en Uruguay antes que en Estados Unidos, pero una vez que el producto se masifica en algún país, se extiende al resto del mundo.

"Con el aumento del volumen del 4G en el mundo este precio va a bajar. La curva de expectativa de bajada de precios es muy acentuada, tanto que dentro de unos años un terminal 4G va a costar la tercera parte de lo que cuesta hoy". "Con el aumento del volumen del 4G en el mundo este precio va a bajar. La curva de expectativa de bajada de precios es muy acentuada, tanto que dentro de unos años un terminal 4G va a costar la tercera parte de lo que cuesta hoy".

¿Cómo ve la expansión de la tecnología en Latinoamérica y en el país?
Creo que en los próximos años va a ser muy fuerte el 4G. En Uruguay tenemos una cobertura de la tecnología de las más altas del mundo, porque se trata de un país plano y fácil de cubrir, pero además porque la población está muy concentrada en las ciudades. Tenemos cubierta más del 75% de la población con 4G. El tema es que ahora tenemos que empezar el proceso de migrar los usuarios de terminales 2G y 3G a 4G, que cuesta porque son terminales más caros. De todas maneras, con el aumento del volumen del 4G en el mundo este precio va a bajar. La curva de expectativa de bajada de precios es muy acentuada, tanto que dentro de unos años un terminal 4G va a costar la tercera parte de lo que cuesta hoy. Nosotros prevemos que para 2018 ya tengamos más de 50% de los terminales con LTE. El promedio de cobertura en Latinoamérica está muy bajo. En Uruguay estamos muy por encima de Latinoamérica, sin llegar a los niveles de Europa.

Populares de la sección