Under The Dome, un documental que revolucionó internet

Una investigación sobre la contaminación en China eludió la censura gubernalental y ha superado los 100 millones de visualizaciones


Al más puro estilo Al Gore, una reputada experiodista china ha revolucionado internet con un documental sobre la contaminación que ha superado los 100 millones de visualizaciones en solo dos días, según las plataformas que lo ofrecen, y ha reavivado el debate sobre la grave polución en el país asiático.

Su hija fue su llamada de atención. "Antes no hacía caso a la contaminación. Nunca me ponía mascarilla, daba igual dónde fuera. Ahora tengo a alguien entre mis brazos que tiene que respirar", manifiesta Chai Jing en los primeros momentos del documental Under The Dome ('Bajo la Cúpula'), que toma prestado el nombre de la serie estadounidense de televisión en la que una ciudad entera se veía atrapada bajo una misteriosa cúpula.

"Nosotros somos como esa ciudad (...) Tengo que tener como una prisionera en casa a mi hija", asegura Chai en el documental, en el que aparece hablando a una audiencia desde un escenario, imitando el estilo del expresidente estadounidense Al Gore en An Inconvenient Truth ("Una Verdad Incómoda"), la premiada cinta sobre el cambio climático.

Tras el nacimiento de su bebé -a quien diagnosticaron antes de nacer un tumor y tuvo que ser operado antes de que su madre pudiera cogerlo en brazos por primera vez-, la periodista decidió abandonar el año pasado su exitosa carrera en la televisión nacional china, CCTV para dedicarse a este proyecto.
Antes no hacía caso a la contaminación. Nunca me ponía mascarilla, daba igual dónde fuera. Ahora tengo a alguien entre mis brazos que tiene que respirar", dijo Chai Jing, periodista responsable de Under The Dome

"Sin ese motivo tan emocional (su hija), hubiera sido imposible llevar a cabo este proyecto", explica Chai en una entrevista al Diario del Pueblo, el único medio de comunicación al que ha aceptado ofrecer declaraciones tras el repentino éxito del documental.

En 103 minutos de duración, con un discurso hilvanado que intercala con sus reportajes por China sobre la industria del carbón, entrevistas a altos funcionarios, numerosos datos oficiales y de organizaciones como Greenpeace y hasta dibujos animados, Chai trata de responder a tres preguntas clave: "¿De dónde viene la contaminación?, ¿cómo me afecta? y ¿qué puedo hacer para remediarlo?".

En su búsqueda de respuestas, Chai desvela, entre otras cosas, que a pesar de que existen normas para reducir las emisiones, los límites no se cumplen en algunos sectores y no se castiga a quienes los incumplen, como en el caso de los camiones con motores diesel que no tienen sistemas de control de emisiones.

Sus respuestas han resultado ser un éxito en internet y, desde que el video fuera publicado el sábado en diferentes plataformas como Tencent o Youku, las visualizaciones no han parado de aumentar y actualmente superan ya los 100 millones.

"Es un acontecimiento único. Es un estupendo trabajo, muy bien fundamentado y explicado", opina Li Yan, directora de la unidad de Clima y Acción de Greenpeace de Asia Oriental, en declaraciones a Efe.

Además, recuerda Li, el documental llega en "un momento clave", después de que en enero entrara en vigor la nueva Ley de Protección Medioambiental, de que esta semana tomara posesión del cargo el nuevo ministro encargado de esta cartera, Chen Jining, y a días de que se inicie la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular, el legislativo chino, donde la contaminación será un asunto clave.

"Llega en una nueva era y ya ha ayudado a reabrir el debate", enfatiza Li, una de las impulsoras de otro reciente documental sobre la contaminación dirigido por el famoso director de cine Jia Zhangke: Smog journeys ("Los viajes del smog").

En un momento en el que se calcula que hasta 500.000 personas mueren prematuramente en China cada año como resultado de la contaminación, según datos oficiales, Li espera que haya más intelectuales con proyectos como el del joven director Jia o la influyente expresentadora, famosa por sus coberturas del terremoto de Sichuan en 2008 o el mortífero virus del SARS en 2003.

Y que las autoridades hagan cumplir la ley de manera firme. "Hay muchas importantes empresas estatales, como las petroleras, que están presentando batalla", explica la responsable de Greenpeace, y coincide con la expresentadora de televisión en que la actitud de las autoridades ha mejorado.
Se calcula que hasta 500.000 personas mueren prematuramente en China cada año como resultado de la contaminación, según datos oficiales

De hecho, el nuevo ministro de Medio Ambiente no ha tardado en reaccionar al documental y en una rueda de prensa el domingo se comprometió a "hacer cumplir" las normas y felicitó a Chai por su proyecto.

No obstante, y a pesar de esta "buena actitud", Li considera que va a tener que haber una gran determinación política para "pararle los pies a los poderosos gigantes".

De momento, la joven estrella de la televisión propone a la sociedad china ayudar en la lucha contra la contaminación denunciando cualquier violación de las normas.

"Es como se hace historia -increpa a la audiencia-, cuando miles de personas comunes dicen 'no, no estoy satisfecho. No quiero esperar. Me levantaré y haré algo. Aquí y ahora".

Acerca del autor

Comentarios