Una vacuna muestra alta efectividad contra el ébola

El compuesto fue probado en 4.000 personas; la OMS lo calificó como "muy prometedor"

Una nueva vacuna podría acabar con la epidemia del ébola: en un gran estudio llevado a cabo en Guinea, la vacuna con VSV-ZEBOV evitó que quienes la recibieron se contagiaran con el virus, por lo que la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, habló de un "avance muy prometedor".

Durante los últimos 12 meses fueron vacunadas personas cuya situación era considerada especialmente peligrosa por estar en estrecho contacto con casos de nuevos contagios. En el ensayo sobre el terreno participaron 4.000 personas.

El estudio

Diez días después de tomar la vacuna, la persona está protegida al cien por cien contra un contagio de ébola, señala el estudio presentado en la revista médica The Lancet, en el que participó la OMS y la farmacéutica Merck & Co. El gremio de la OMS responsable de vacunas señaló que el estudio tiene un perfil de seguridad aceptable.

La nueva vacuna combina el virus de la estomatitis vesicular (VSV) con un gen que codifica una proteína clave de la cepa Zaire del ébola, la forma más agresiva y letal conocida del virus, que ha terminado con la vida de 11.294 personas en varios países de ÁfricaOccidental en el brote surgido en la región en marzo de 2014, según los últimos datos de la OMS.

"Esto podría llevar a acabar con la epidemia del ébola en África occidental y también servir en el futuro para luchar contra la enfermedad", dijo el coautor del estudio Matthias Egger, del Instituto para Medicina Preventiva y Social de la Universidad de Berna (ISPM).

Noticia alentadora

"Tras ver con mis propios ojos las devastadoras consecuencias del ébola en ciudades y en países enteros, esta noticia es alentadora", dijo el ministro noruego de Asuntos Exteriores, Børge Brende. El país escandinavo participó en el estudio, al igual que Canadá y Guinea. "Esta nueva vacuna podría convertirse en el arma de combate contra el ébola", agregó. No obstante, la aplicación de la vacuna podría ser problemática en la región, porque la medicación tiene que conservarse a baja temperatura.

A pesar de que los nuevos contagios en Guinea, Liberia y Sierra Leona desde comienzos de año han remitido considerablemente, todavía no se ha vencido al virus. Una única persona contagiada es suficiente para hacer brotar de nuevo la epidemia.


Fuente: DW