Una santuario para animales autóctonos

El Bioparque M'Bopicuá tiene más de 650 ejemplares y no está abierto al público, ya que el objetivo es conservar para reinsertar en la naturaleza. Mirá el video
A pocos metros del Río Uruguay, hay una reserva donde abundan los animales autóctonos. El Bioparque M'Bopicuá, que pertenece a la empresa forestal Montes del Plata, tiene 150 hectáreas en las que habitan en cautiverio más de 650 ejemplares de unas 55 especies diferentes de animales.

El objetivo es la conservación para luego devolver algunas especies a la naturaleza. Para que los animales puedan reproducirse y crecer en un entorno natural, no se permite la entrada al público general, solo escuelas y liceos.

Los felinos, aves y reptiles son las estrellas del parque, cuyo coordinador, Juan Villalba, dirige desde hace 15 años. Villalba se ha desempeñado por más de 40 años como experto en conservación de animales y ha trabajado con organizaciones reconocidas a nivel internacional como el Fondo Mundial para la Naturaleza, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Actualmente, la reserva trabaja en la cría de un animal extinto hace más de un siglo, el pecarí de collar.

Este sábado con El Observador, más sobre la reserva y su trabajo con los animales autóctonos.

Comentarios