Una roca de otro mundo

En 2011, fue hallada una piedra negra en el desierto de Marruecos. Científicos acaban de confirmar que se trata de un fragmento de meteorito marciano con gran cantidad de agua, que podría revelar parte de la historia del planeta rojo
Si se suman todas las colecciones del mundo, se cree que existe un centenar de meteoritos marcianos que han caído a la Tierra. Pero el fragmento encontrado en el desierto de Marruecos en 2011 es muy diferente, aseguran científicos estadounidenses.

En un artículo de la revista Science publicado la semana pasada, investigadores confirmaron que la roca oscura encontrada en el continente africano es en realidad un trozo de meteorito que proviene de Marte, recogió BBC Mundo. Sin embargo, se trata de un ejemplar que no puede clasificarse en ninguna de las categorías conocidas hasta ahora, a las que los investgaodres se refieren como SNC.

No solo porque este fragmento tiene una antiguedad de unos 2.000 millones de años (cuando los que se conocen actualmente se ubican entre los 200 y 400 millones), sino por su composición. Es que, además de contener potasio y sodio, elementos que ya han sido encontrados por sondas espaciales en Marte, también está compuesta de basalto y por diez veces más de agua que la encontrada hasta ahora en meteoritos de igual procedencia.
Northwest Africa (NWA) 7034, como se lo denominó, dice mucho sobre el entorno en que se formó, donde exitía mayor abundancia de agua interactuando con basalto, aseguró el investigador estadoundense Carl Agee

Carl Agee, investigador de la Universidad de Nuevo México y líder del equipo que realizó el hallazgo, explicó a BBC que Northwest Africa (NWA) 7034, como se lo denominó, dice mucho sobre el entorno en que se formó, donde exitía mayor abundancia de agua interactuando con basalto.

En concreto, este meteorito es el resultado de varios fragmentos que se compactaron debido a la temperatura elevada, tras una erupción volcánica.

"Por supuesto que en los años más recientes Marte ha sido testigo de una atmósfera más delgada y una superficie más fría y seca", señaló Agge. Agregó que en su etapa más temprana, se cree que Marte era más caluroso y húmedo "y quizás tuvo alguna forma de vida sobre su superficie".

"Aquí tenemos una pieza de Marte que puedo sostener en mis manos", dijo Agee al diario inglés The Guardian. ¿Qué fue lo que sucedió entremedio, cuando esa etapa pasó a una más seca? Para Agge, la antiguedad de NWA 7034 puede ser la clave para repsonder esas preguntas.

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios