Una nube de estímulos sensoriales

Un colectivo de ingenieros y artistas de Uruguay crearon una instalación interactiva basada en globos iluminados, que viajará para presentarse en un festival de Australia


La instalación artística Celebra podrá indicar por su nombre el ánimo festivo detrás de su concepción, pero el material utilizado como base termina de cerrar su significado.

Se trata de una obra de arte interactiva donde 200 globos blancos de un metro de diámetro conforman una nube que cambia de colores de acuerdo a los estímulos sensoriales que reciba.

Celebra nació como una idea destinada a ser exhibida durante los festejos del Bicentenario. Sin embargo, este próximo mes viajará a Australia para representar a Uruguay en el ISEA2013, un simposio internacional dedicado al arte y la tecnología, donde exposiciones de este tipo se intercalan con conferencias de reconocidos personajes como Julian Assange.

En su sitio web, Celebra es recomendada por los organizadores de ISEA y descrito como “la experiencia más seductora”. Pero la instalación comprende mucho más que globos que se iluminan al ritmo de la música.

La premisa interactiva


Christian Clark, Fabrizio Devoto, Pablo Gindel y Tomás Laurenzo son artistas, ingenieros y músicos que conforman el colectivo Bondi y trabajan dentro de Medialab, el Laboratorio de Medios de la Facultad de Ingeniería. Juntos elaboraron esta idea para unir sus conocimientos técnicos con la idea de un arte interactivo.

Los protagonistas de Celebra son los globos. Estos son colocados para conformar una “nube interactiva”, que gracias a pequeños LED RGB colocados en su interior se iluminan de cualquier color deseado.

Según explicó Clark, los patrones de colores son el resultado de la mezcla de un conjunto de estímulos. La intensidad del sonido –recibida a través de un conjunto de micrófonos distribuidos en la estructura–, hace que los globos se tiñan con diferentes saturaciones según la potencia del sonido y su frecuencia predominante.

Estos sonidos fueron detalladamente elegidos, ya que la música que da vida a esta nube fue creada por los mismos realizadores.

Pero la interactividad también involucra al público, ya que mediante cámaras se capta a los asistentes que se internan en la nube, haciendo que se enciendan los globos cercanos a ellos.

En Montevideo, esta obra se pudo ver durante tres noches de noviembre de 2011 en el Espacio de Arte Contemporáneo. Celebra fue financiada por la Universidad de la República, la Comisión de Bicentenario y el propio colectivo.

 


Inspiraciones


En su sitio web, Bondi detalla tres aspectos sobre las cuales basaron Celebra: utilizar las herramientas tecnológicas y su conocimiento para adaptarlas y crear formas de arte; explicitar la interacción y transformarla en el motivo de la obra; y, por último, motivar un cambio en la actitud de los asistentes y el contexto. Citando a Eladio Dieste: “Hay que enfrentar los problemas, me parece a mí, con una especie de ‘ingenuidad’ (...); hay que pensar las cosas como si fueran realmente nuevas”.


Populares de la sección

Comentarios