Una mujer sintió dolor por primera vez en su vida

Científicos le administraron un fármaco para tratar su rara condición genética

Investigadores del Colegio Universitario de Londres lograron que una mujer experimente por primera vez en su vida un dolor físico. La mujer, de 39 años, padece una rara condición genética por la que era incapaz de sentir dolor. Ahora, le administraron un medicamento llamado naloxona, que se utiliza para bloquear los receptores de opiáceos y tratar a las personas con dependencia de drogas, y el resultado le significó experimentar dolor al quemarla con un láser.

El avance podría conducir a nuevas y poderosas formas de tratar enfermedades dolorosas como la artritis.

Solo un puñado de personas en el mundo nace incapaz de sentir dolor. Los bebés con esta condición tienden a morder sus dedos de manos y pies hasta sangrar y los niños pueden sufrir una mayor variedad de golpes y quemaduras.

El trastorno es causado por una rara mutación genética rara que produce la falta de canales de iones que transportan sodio a través de los nervios sensoriales. Sin estos canales, conocidos como canales Nav1.7, las células nerviosas son incapaces de comunicar dolor, explica la revista New Scientist.

El equipo encontró que, cuando no funcionan los canales de sodio, el organismo aumenta la expresión de los genes que regulan los opiáceos que segrega de forma natural, lo que explica por qué no son capaces de sentir dolor. Al administrar la naloxona, la mujer volvió a sentir dolor.

"Creo que ella disfrutó el experimento", dijo John Wood, autor principal del estudio. La mujer señaló que espera que el fármaco pueda ser utilizado para el tratamiento de sus hijos, pero el investigador no está segura de si esto es posible, ya que el uso a largo plazo de la naloxona podría tener efectos secundarios.

Kenji Okuse, otro investigador, sostuvo que este hallazgo médico podría cambiar la forma de pensar el tratamiento de enfermedades con dolor crónico asociado. "Los opiáceos y bloqueadores Nav1.7 podrían proporcionar analgésicos más fuertes, pero no necesariamente serían mejor para los pacientes", aclaró. Y añadió: "La gente tendría que tomar opiáceos durante toda la vida, lo que no es recomendable".


Populares de la sección