Una medusa "alienígena" habita la fosa de las Marianas

La nueva especie fue descubierta a unos 3.700 metros bajo la superficie

Esta medusa con aspecto alienígena es real y pertenece a este mundo. Fue vista durante una inmersión del robot explorador ROV Deep Discover, del buque oceanográfico Okeanos Explorer de la Administración Nacional Atmosférica y Oceánica de Estados Unidos, en las profundidades cercanas a la fosa de las Marianas, a unos 3.700 metros bajo la superficie.

Los científicos creen que la hidromedusa pertenece al género Crossota. Tiene dos conjuntos de tentáculos: cortos y largos. Los últimos son uniformes y están extendidos hacia afuera, mientras la campana queda inmóvil. Esto lo permitiría atrapar presas. Dentro de la campana, los canales radiales en rojo están conectando puntos que parecen ser gónadas, de color amarillo brillante.

La fosa de las Marianas es la fosa oceánica con mayor profundidad que se conoce hasta el momento; en ella se encuentran los lugares más hondos de la superficie terrestre y, aunque parezca mentira, existe mucha vida en ella. La zona más profunda que se ha constatado es el denominado abismo de Challenger, ubicado al sur de la fosa de las Marianas y a 10.000 metros de profundidad bajo el océano Pacífico.