Una máquina venció al póquer

Investigadores programaron la mejor estrategia para ganar el Texas hold'em
Informáticos canadienses crearon, tras varias décadas de investigación, un programa capaz de batir a cualquier jugador de Texas hold'em, la variante más popular de póquer en los últimos años.

"El póquer ha sido un dolor de cabeza para la inteligencia artificial desde hace más de 40 años y hasta ahora el Texas hold'em seguía irresuelto", explicó Michael Bowling, principal autor del estudio publicado el jueves en la revista científica Science.

El póquer es un juego que tiene un gran componente de incertidumbre porque los jugadores no tienen a la vista todos los datos, a diferencia de lo que ocurre por ejemplo con el ajedrez y las damas. En el póquer, el bluff o el engaño es un factor clave.

Citando a John von Neumann, el fundador de la teoría moderna de los juegos, los autores destacaron que en la vida real, así como en el póquer, los humanos recurren al bluff como táctica para atraer a otros.

Así, la naturaleza "imperfecta" del póquer es lo que lo ha convertido en un juego difícil de jugar para una computadora, explicaron los investigadores.

Para lograrlo, "imagine que alguien juega 200 manos de póquer por hora durante 12 horas por día sin perder un día a lo largo de 70 años", explicó Bowling, profesor de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Alberta en Canadá.

"Estos son los avances en los algoritmos matemáticos --series finitas de operaciones o de instrucciones que posibilitan resolver un problema-- que permiten este gran desarrollo en la teoría de los juegos", dijo Bowling.

Este tipo de programas tienen aplicaciones en áreas clave como, por ejemplo, los sistemas de seguridad dispuestos en los puntos de control de los aeropuertos, dado que toman en cuenta situaciones "imperfectas".

Entre los hitos más importantes logrados por la inteligencia artificial en el dominio de los juegos figura el ordenador Chinook, imbatible en damas y ganador del campeonato del mundo.

El súperordenador Deep Blue, especializado en ajedrez y desarrollado por IBM en los años '90, venció al campeón del mundo del momento Garry Kasparov en una partida de revancha en 1997.

El póquer es el juego de cartas más popular del mundo con más de 150 millones de jugadores, según estimaciones citadas por los autores de la investigación.

Acerca del autor

Comentarios