Una máquina elige las pinturas más creativas de la historia

El Cristo crucificado de Goya es el cuadro más original, según un algoritmo

La creatividad es "la suma de originalidad y poder de influencia", definieron Elliot Samuel Paul y Scott Barry Kaufman en The Philosophy of Creativity. Esta idea es la que usaron dos científicos estadounidenses para desarrollar un algoritmo que determina qué cuadros son los más creativos.

Desde el Laboratorio de Inteligencia Artificial y Arte de la Universidad de Rutger, Ahmed Elgammal y Babak Saleh crearon una máquina que analizó más de 60.000 imágenes de cuadros y esculturas, realizados desde el siglo XV hasta el 2010 y que están catalogados en Artchive y Wikiart.

Entre las obras más destacadas se encuentran: Plátanos y pomelo, de Roy Lichtenstein; El grito, de Edvard Munch, máximo representante del expresionismo; y Las señoritas de Avignon, de Picasso, uno de los exponentes del cubismo. Entre los artistas más creativos anteriores al siglo XX aparecen Raphael, el Greco, Durero y Goya con su Cristo crucificado que puntúa muy alto en originalidad.

"No será uno de los cuadros en los que se detienen los visitantes, pero es uno de los mejores cuadros de Goya, si no el mejor", comentó Manuela Mena, jefa de conservación del Área de Pintura siglo XVIII y Goya del Museo del Prado, según publicó El País de España.

Para medir la originalidad, la máquina toma en cuenta "cuánto de diferente es un cuadro de sus predecesores en el tiempo", explicó Ahmed Elgammal. La medición de la influencia se realiza con el mismo mecanismo, pero hacia adelante.

El algoritmo creó una enorme red de conexiones entre pintores, cuadros, estilos y épocas en la que algunos nodos se destacan más que otros y este resultado coincide con el juicio de expertos y críticos.

Los científicos informáticos seguirán indagando y experimentando con su algoritmo y no descartan la posibilidad de aplicarlo también a la música y la literatura.