Una galaxia muy oscura cerca de la Vía Láctea

Solo tiene mil estrellas, comparada a las 100 mil millones estimadas en nuestra galaxia

En el borde de la Vía Láctea hay una pequeña galaxia llamada Triangulum II. Solo tiene mil estrellas, comparada a las 100 mil millones estimadas en nuestra propia galaxia, y sus días de formación de estrellas ya terminaron, dejándola muerta. Pero Triangulum II podría tener un secreto oscuro, uno que hace de ella un interesante pueblo fantasma del espacio.

El vecindario cercano podría tener la mayor concentración de materia oscura jamás encontrada en una galaxia.

En un estudio publicado el martes en el Astrophysical Journal Letters, los investigadores sugieren que la materia misteriosa e invisible podría ser la responsable de la cantidad abismalmente pequeña de estrellas de Triangulum II.

Un repaso sobre la materia oscura

"Es un término para la materia todavía no observada que se debería estar formando en el cosmos, dando a las galaxias la gravedad que necesitan para girar a las velocidades que lo hacen sin hacerse pedazos. Pero a pesar de que no hemos encontrado la materia oscura (llamada así porque no interactúa con la luz de la misma manera que la materia normal –ni la absorbe ni la refleja- sino que dobla la luz con un efecto extraño), con una observación directa los científicos pueden aprender de ella basándose en los efectos que tiene en otras formas de materia más típicas y observables".

Los científicos todavía están intentando entender cómo poca materia oscura interactúa con el resto del universo. Por ahora, la respuesta parece ser: muy poco, pero lo suficiente para mantener las cosas interesantes.

Como siempre, los investigadores en este estudio están detectando la materia oscura basándose en sus efectos, y la ausencia de cualquier cosa con más probabilidades de causar esos efectos.

"La masa total que medimos fue más, mucho más grande que la masa del total de estrellas, lo que implica que hay una tonelada de materia oscura densamente compactada que contribuye a la masa total", dijo Evan Kirby, autor del estudio y profesor adjunto de Caltech, en un comunicado.

Para medir las fuerzas gravitacionales que influyen el trabajo interno de la galaxia (en otras palabras, las señales de materia oscura) Kirby y sus colegas tuvieron que depender de seis estrellas visibles. El resto de ellas eran muy tenues.

"La relación de la materia oscura con la materia luminosa es la más alta de cualquier galaxia que conocemos", dijo Kirby.

Es posible que esta extraña galaxia no sea tan masiva como sugieren las mediciones, lo que podría negar la necesidad de la materia oscura como explicación. Otro equipo de investigadores ha sugerido que la pequeña galaxia está siendo destrozada por la Vía Láctea, lo que podría ser evidenciado por las estrellas en el borde de la galaxia, que se mueven más rápido que las que están en el medio, y podrían embarrar el tipo de análisis que Kirby y sus compañeros realizaron. Los investigadores involucrados en el último estudio están investigando estas posibilidades, pero esperan demostrar que Triangulum II realmente está llena de materia oscura.

Si es así, la galaxia podría ser la mejor candidata para tratar de detectar los rayos gamma que ciertas partículas de materia oscura producen cuando interactúan entre sí. Usualmente es difícil encontrar estos rayos gamma entre todo el ruido del espacio, pero Triangulum II está tan muerta que probablemente podríamos manejarnos para obtener un buen vistazo.


Fuente: Rachel Feltman / The Washington Post

Populares de la sección