Una foto de perfil activista

¿Fue la campaña de apoyo al matrimonio igualitario un experimento social de Facebook con los usuarios?
La Corte Suprema de Estados Unidos hizo del matrimonio homosexual un derecho de todos los ciudadanos y las redes sociales se llenaron de colores. Los logos de los medios se tiñeron de arcoíris, diferentes lugares del país adoptaron estos colores para celebrar la noticia y Facebook lanzó una función que permite poner un filtro multicolor a la foto de perfil. Según datos de la empresa, fue utilizado por 26 millones de usuarios.

Este tipo de activismo de redes sociales se viene registrando al menos desde 2009, según publicó The Atlantic, y se han hecho varias investigaciones al respecto.

En 2013, por ejemplo, varios millones de personas cambiaron su foto de perfil por un signo de igual en color rojo, con el objetivo de apoyar el matrimonio igualitario, en una campaña organizada por la ONG estadounidense Human Rigts Campaign.

El poder de la información


El tema es que esta campaña –por inofensiva que parezca– puede generar una cantidad importante de información sobre los usuarios de la red social, sus creencias, hábitos y conductas. Y eso es oro para Facebook , ya que además de servir de experimento social también es un insumo para dirigir la publicidad a los perfiles.

No sería la primera vez que los usuarios son conejillos de indias de la avidez de información por parte de los investigadores de Facebook. En julio de 2014, la empresa se ganó varias críticas por llevar adelante un estudio académico en el que manipuló las emociones de los usuarios a través de las noticias que elegía poner en el feed (página de inicio), sin su consentimiento.

Activismo de salón

Este tipo de apoyo virtual a una causa –que no supone mucho esfuerzo– se conoce como activismo de salón o slacktivism en inglés y no nuevo.

"Es una forma efectiva de mostrarle a amigos y familia, y al círculo social con el que uno tiene afinidad por un partido político, candidato o causa", dijo el sociólogo de la Universidad de Washington Philip Howard

La pregunta detrás de los colores es si verdaderamente logran generar algún cambio. "Es una forma efectiva de mostrarle a amigos y familia, y al círculo social con el que uno tiene afinidad por un partido político, candidato o causa", dijo el sociólogo de la Universidad de Washington Philip Howard a The Washington Post. "Sin embargo no suele haber cambios en la política", concluyó.

Sin embargo, publicó el medio, el hecho de que todo un grupo de personas cercanas decida apoyar una campaña de esta forma –virtualmente pública– hace que se contagie la invitación a sumarse, algo así como "'si yo lo hice, ¿por qué vos no?" Y al parecer, la influencia de lo que otros hacen tiene un fuerte poder sobre las decisiones personales.

Un estudio de Facebook que analizó la campaña de Human Rights Campaign en 2013, concluyó que era más probable que un usuario adopte una foto de perfil activista si ve que lo hacen sus personas cercanas. Esto demostró ser incluso más importante que la religión, política o edad.

Según Facebook, la idea del filtro surgió de dos pasantes y se decidió implementarla el 26 de junio. Nada tiene que ver, sostiene la red social, con un experimento con los usuarios, como sugirió esta semana The Atlantic. Aún así, la revista destaca el potencial de estas iniciativas por todo lo que podrían indicar sobre el comportamiento de los usuarios.

Populares de la sección