Una esperanza con forma de ratón

Roedores ciegos recuperaron la visión con un dispositivo que ayudó a las retinas dañadas a enviar señales al cerebro
Ratones ciegos recuperaron la visión con un dispositivo que ayudó a las retinas dañadas a enviar señales al cerebro, según un estudio que puede dar lugar a la nueva tecnología de prótesis para millones de personas con deficiencias visuales.

Los dispositivos actuales son limitados en la ayuda que brindan a las personas con enfermedades degenerativas de la retina, la parte del ojo que convierte la luz en impulsos eléctricos para el cerebro. En la investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences los científicos descifraron el código que la retina utiliza para comunicarse con el cerebro.

Prótesis humana


La tecnología puede ser adoptada para el uso humano dentro de un año o dos, dijo Sheila Nirenberg, neurocientífica en el Weill Cornell Medical College de Nueva York y autora principal del estudio.
Lo que esto demuestra es que tenemos los ingredientes esenciales para hacer una prótesis muy eficaz"

"Lo que esto demuestra es que tenemos los ingredientes esenciales para hacer una prótesis muy eficaz", dijo Nirenberg. Los investigadores aún no han probado el método en los seres humanos, aunque han reunido el código para los monos.

Una vez que los científicos determinaron el código que la retina del ratón utilizaba para comunicarse con el cerebro, fueron capaces de imitarlo con la señal eléctrica de vasos de origen, explicó Nirenberg. Prótesis anteriores han utilizado estimulación menos específica y demostraron resultados limitados, agregó.

Un problema global


Cerca de 20 millones de personas en todo el mundo son ciegas o deberán hacer frente a la ceguera debido a enfermedades degenerativas de retina, como la degeneración macular y la retinitis pigmentosa. Los trastornos causan una pérdida progresiva de las celdas de entrada de la retina o fotorreceptores.

La investigación encabezada por Nirenberg "está básicamente devolviéndole la visión a un sistema que no funciona", dijo Aude Oliva, investigador principal en el  Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del Massachusetts Institute of Technology (MIT), que no estuvo involucrado en la investigación . "Nunca he visto ni otras personas jamás han visto esta calidad" de resultados, agregó.

Para Oliva, ahora que la tecnología ha sido creada, no deberían existir barreras que detengan este progreso. Según Nirenberg, si los investigadores consiguen el dinero suficiente para financiar los ensayos clínicos, pronto la tecnología se adaptará al ser humano.
Es un paso importante, es elegante y funciona"

La degeneración macular es la principal causa de ceguera en personas mayores de 55 años en el mundo occidental y puede triplicar la incidencia en el año 2025 de acuerdo con un informe de 2009 por la Sociedad Americana de Optometría.

Las enfermedades de la retina podrían encontrar una "solución razonable" en esta nueva tecnología, dijo Jonathan Victor, un profesor del departamento de neurología y neurociencia en el instituto Weill, que no participó en la investigación.

Para Victor, "es un paso importante, es elegante y funciona".

Comentarios