Una docena de nubes se suman al decorado del cielo

En el Día Mundial de la Meteorología se anunciaron 12 nuevos tipos de nubes

No es casualidad que la Organización Metereológica Mundial (OMM) anunciara hoy 12 nuevos tipos de nubes, actualizando el Atlas Internacional de estas. Pues justo es el Día Mundial de la Meteorología, y por si fuera poco, tiene como lema "Entendiendo las nubes".

Esta gran enciclopedia, disponible en versión digital, no ha sido actualizada desde el año 1987. Ahora gracias a las nuevas categorías añadidas, el Atlas ya no parece algo sacado del siglo 19.

El resultado: más de un motivo para mirar al cielo, una nueva especie –volutus–, y cinco nuevos rasgos complementarios –asperitas, cavum, cauda, fluctus y murus–. Los 10 géneros de nubes existentes se subdividen en especies y en variedades. La primeras describen la forma y la estructura interna de la nube, mientras que las segundas describen su transparencia y distribución.

Ahora, lo que importa. La primera de los 12 tipos nuevos de nubes reconocidos por la OMM se llama Contrails, de la especie homogenitus (el sufijo 'genitus' implica que las nubes han sido generadas por factores localizados). Estas se crean a partir de la condensación que dejan los aviones a su paso.

Después están las Homomutatus (el sufijo 'mutatus' quiere decir que son nubes nacidas de modificaciones en otras nubes), aquellas alteradas por el ser humano, como las que modifican su aspecto cuando un avión las atraviesa.

Las Volutus, el tercer tipo, son nubes enrolladas y de baja altura. Su forma tubular parecer girar sobre sí misma en un eje horizontal.

Las Flumen a veces son conocidas como "cola de castor". Su aparición se vincula a las tormentas convectivas de fuerte intensidad provocadas por la ascendencia del aire caliente.

La silueta de las Asperitas parece pintar una especie de superficie marina en el canvas celeste. Son como olas de mar, solo que en pleno cielo.

Asperitas
Asperitas
Asperitas

Las Silvagenitus se pueden encontrar sobre los bosques y selvas húmedas.

Las Cavum parecen ser un agujero en el medio de otras nubes.

Las Cauda también son conocidas como "nube de cola".

El noveno tipo es Fluctus, u "onda de Kelvin-Helmholz". El contorno de estas recuerda demasiado a las nubes que Van Gogh inmortalizó con su pincel, similar al de las olas de mar. Se forman en momentos de inestabilidad atmosférica, por lo que solo se pueden presenciar en los días ventosos.

wave-clouds.jpg

Las Murus, como bien lo insinúa su nombre, tienen forma de muro.

Las Cataractagenitus se crean en zonas con cataratas.

Y por último, las Flammagenitus –también con un nombre muy sugestivo–, se forman sobre fuentes de intenso calor, por ejemplo los incendios.