Una científica brasileña premiada en París

Marcia Barbosa, de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, en Porto Alegre, recibió uno de los cinco premios "L'Oreal-Unesco 2013 Para las Mujeres y la Ciencia", por su trabajo sobre el agua
La profesora brasileña Marcia Barbosa, de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul, en Porto Alegre, recibió hoy uno de los cinco premios L'Oreal-Unesco 2013 Para las Mujeres y la Ciencia, por su trabajo sobre el agua.

Marcia Barbosa fue galardonada por haber descubierto una anomalía en el agua "que podría conllevar una mejor comprensión" de una gran diversidad de fenómenos en el mecanismo de repliegue de las proteínas, esencial para el tratamiento de ciertas enfermedades, destacaron la Unesco y la multinacional francesa de cosméticos en un comunicado.

Cinco mujeres innovadoras


Las cinco ganadoras del premio 2013 proceden de los cinco continentes y recogerán su premio, dotado con US$ 100 mil, el próximo 28 de marzo en la sede central de la Unesco, en París.

Todas ellas fueron seleccionadas por las aplicaciones posibles de sus trabajos, "testimonio de tratamientos innovadores" en la investigación fundamental en los diferentes campos de las ciencias, resaltaron los responsables de los premios L'Oreal-Unesco, creados hace 15 años para promover el trabajo pionero de las científicas y sus carreras.

En esta nueva edición, el continente africano quedó representado por la profesora Francisca Nneka Okeke, de la Universidad de Nigeria, en Nsukka, por su investigación sobre las variaciones cotidianas de las corrientes iónicas en la alta atmósfera, que "podría mejorar nuestra comprensión del cambio climático", explicaron.
Estas cinco mujeres científicas de excepción aportan al mundo una comprensión más fina del funcionamiento de la naturaleza", y son "una fuente de inspiración para todos nosotros", dijo la directora general de la Unesco, Irina Bokova

El jurado, presidido por el Premio Nobel de Química y catedrático del Instituto de Tecnología de California (EEUU) Ahmed Zewail, eligió en Europa los descubrimientos hechos en la Universidad británica de York por Pratibha Gai, quien puso en marcha una nueva técnica de visualización para observar las reacciones químicas de los átomos de la superficie de los catalizadores.

Una técnica que "abre la vía al desarrollo de nuevas fuentes de energía y nuevos medicamentos", destacaron.

En Asia el premio recayó en la investigadora japonesa Reiko Kuroda, de la Universidad de las Ciencias de Tokio, "por la explicación de la diferencia funcional entre moléculas 'izquierdistas' y 'derechistas'", que da lugar a numerosas aplicaciones científicas, en particular en las investigaciones sobre enfermedades neurovegetativas como el Alzheimer.

La quinta especialista de 2013 es la estadounidense Deborah Jon, del National Institute of Standards and Technology de la Universidad de Colorado en Boulder, por haber logrado enfriar las moléculas hasta lograr observar reacciones químicas al ralentí, lo que "podría mejorar nuestro conocimiento de los procesos moleculares y favorecer el descubrimiento de nuevas fuentes de energía", subrayaron.

"Una fuente de inspiración"


La directora general de la Unesco, Irina Bokova, afirmó en la nota que "estas cinco mujeres científicas de excepción aportan al mundo una comprensión más fina del funcionamiento de la naturaleza", y son "una fuente de inspiración para todos nosotros".

"Sus descubrimientos modifican nuestra manera de ver y pensar en numerosos dominios de las ciencias físicas y empujan las fronteras de la ciencia y la tecnología", por lo que "pueden transformar nuestras sociedades", añadió la ex diplomática búlgara.

El programa Para las Mujeres y la Ciencia, que en sus 15 años de existencia ha premiado el trabajo de 77 mujeres, incluye igualmente cada año una serie de becas de investigación internacional, regional y nacional, así como una red de más de 1.300 mujeres de 106 países, recordó la nota.

Populares de la sección

Comentarios