Una bacteria desconocida resistió tres años en el espacio

Detectaron una bacteria en un filtro de la Estación Espacial Internacional; científicos han descartado que se trate de una bacteria extraterrestre

Solibacillus kalamii (nombrada en homenaje al ex presidente indio Abdul Kalam) fue hallada en el filtro del sistema de limpieza del laboratorio de la plataforma orbital, según informó ABC. Se cree que el organismo permaneció a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) durante 40 meses, entre enero de 2008 y mayo de 2011.

La NASA comenzó su estudio en 2013, aunque el científico Kasthuri Venkateswaran publicó su descubrimiento este año en el Diario Internacional de Microbiología Sistemática y Evolutiva.

Para Venkateswaran es "poco probable" que sea de origen extraterrestre, ya que se presume que viajó desde la Tierra a la estación con una de las cargas y mutó en el espacio, donde resistió durante más de tres años.

La EEI, del tamaño de una cancha de fútbol, orbita a 400 kilómetros de la Tierra. A pesar de los esfuerzos de mantenerla limpia, la nave alberga a muchos tipos de bacterias y hongos.

Este hallazgo es de sumo interés para los científicos, porque debido a que no resultó afectada ni por las intensas radiaciones ultravioletas ni las bajas temperaturas en el espacio (entre -20 y -40 Celsius), podría servir para proteger a los astronautas ante la larga expedición a Marte.

De todos modos, no se trata de la primera bacteria conocida resistente a las radiaciones cósmicas. Algunas algas verdes, presentes en el exterior de la estación, también han logrado sobrevivir durante 530 días.