Una araña local con problemas de identidad

El descubrimiento de una posible nueva especie cuestiona los orígenes evolutivos de un invertebrado tan común como poco estudiado
Es habitual encontrar a estas arañas en el interior del país y las zonas rurales de Montevideo y, sin embargo, poco se conocía sobre ellas. La Aglaoctenus lagotis es una especie de araña lobo particular. A diferencia del resto de las especies de la familia, esta es sedentaria. Machos y hembras construyen sus propios embudos de seda y viven allí la mayor parte de sus vidas. Es su característico hogar, que puede llegar a medir medio metro de largo, lo que permite encontrarlas e identificarlas y lo que las convierte en una especie paradójica para los científicos.

Solo esta característica sirve de detonante para decenas de preguntas. Si son sedentarias, al contrario del resto de su familia que tiende a ser errante, ¿cómo se da el encuentro entre machos y hembras? ¿Quién deja su hogar primero a la hora de reproducirse? ¿Cómo tienen a sus crías y cuánto tiempo les dedica la madre?

Intentando responder estas preguntas, la investigadora del Instituto Clemente Estable Macarena González pasó cinco años junto a otros científicos observando estas arañas como parte de su tesis doctoral . Al meterse en la vida privada de estas arañas, la investigadora encontró que es el macho quien sale a buscar a la hembra para reproducirse pero en el camino descubrió algo más interesante.
En vez de una especie, en realidad, se trataba de dos. Aunque todavía queda la publicación de su descripción, la investigadora tiene argumentos fuertes para creer que se los ejemplares con forma norte (encontrados en Ascochinga, Argentina) y forma sur (de Piedras de Afilar, en el departamento de Canelones) son de dos especies distintas.

Araña lobo

En el mundo se han descrito más de 40 mil especies diferentes de arañas y se estima que queda más del doble o el triple por conocer. En Uruguay, solamente este año, ya se han publicado trabajos académicos con la descripción de tres nuevas especies y en el mundo son cientos, explicó a El Observador Miguel Simó, biólogo y miembro de la sección Entomología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República. "El gran interés que despierta el trabajo que se hizo es que aportó un gran cantidad de información que habitualmente se desconoce de las especies y que en lo que se creía era una sola especie encuentra diferencias que hacen pensar que son en realidad dos", explicó.

El tiempo que lleva la publicación y la denominación del animal depende de la complejidad del caso, pueden ser unos pocos meses y hasta años. Y la Aglaoctenus lagotis plantea varios problemas de identidad.

Cuestiones evolutivas

Se cree que la tela fue lo primero que apareció en las arañas lobo, y que luego surgieron especies que se convirtieron en errantes y prescindieron de ella para construirse un hogar. Sin embargo, esta especie presenta una contradicción.

Las arañas lobo se caracterizan por ser errantes. Por eso, deben cargar sus huevos consigo todo el tiempo para evitar que las crías mueran al nacer. Las hembras de Aglaoctenus lagotis, que son un tipo de araña lobo, habitan en sus característicos embudos de seda y están siempre en el mismo lugar. Siguiendo el razonamiento evolutivo, la Aglaoctenus lagotis no debería tener este tipo de comportamiento y sin embargo, lo tiene. "No tiene sentido. Si lo basal fue tener tela ¿por qué esos bichos antiguos tienen esa característica que es de errante?", se preguntó González.

Araña lobo

Araña antiplaga
Se solía considerar que esta especie de arañas es un buen controlador biológico, ya que son consumidores de bichos saltadores, como la langosta, que es una plaga. Sin embargo, todo depende de los ciclos de cada una de las especies, ya que es probable que una Aglaoctenus lagotis pequeña no sea capaz de devorar a una langosta adulta y grande. Ahora, la tarea dilucidar esto se complejiza, ya que no se trata de solo una especie, sino de dos. Sin embargo, habrá que hacer más estudios para poder entenderlo mejor.

Encuentros y desencuentros
"Empezamos a encontrar en localidades como Fray Bentos y Lavalleja a bichos que habíamos definido como forma norte y forma sur, pero juntos. Y cada uno se comportaba bien distinto", narró González. La convivencia entre estos dos tipos de poblaciones de lo que hasta el momento eran una misma especie confundió a los investigadores, que se abocaron a estudiar si norte y sur podían aparearse. En el laboratorio, el equipo ofició de cupido entre una hembra y un macho de cada una de las poblaciones, pero no hubo atracción.

Este es uno de los argumentos más fuertes que tienen los investigadores para sustentar su creencia de que son dos especies distintas –además de algunas diferencias en su apariencia y estructura – y todavía queda mucho por estudiar. De tratarse de una nueva especie, se sumaría un miembro más a la lista de arañas autóctonas uruguayas, ya que hasta ahora, la araña del sur solamente ha sido encontrada en el territorio nacional.

Araña lobo


Vestido de seda de araña lobo

Investigadores del Clemente Estable están trabajando en un proyecto artístico que permitirá construir un vestido de seda de araña. Esto será parte del proyecto Humanos de Siete Milímetros del artista mexicano Antar Kuri, quien presentó algunos entretelones de lo que será su novela gráfica a comienzos de este año en el Centro Cultural España. Los investigadores pretenden construir un vestido utilizando tela de la Aglaoctenus lagotis extraída de la naturaleza. El vestido pertenecerá a una representación en tres dimensiones de los personajes de la historia y, de realizarse, serviría para difundir el trabajo de los aracnólogos del Clemente Estable así como los descubrimientos sobre la especie. El equipo tiene previsto varias salidas de campo para obtener la tela de araña. "Está previsto ir a varios lugares para evitar el impacto en la población", explicó González.


Acerca del autor