Un violinista muy particular

Un robot que toca ese instrumento a la perfección hace temblar a los profesionales en la materia

Seth Goldstein, un reconocido ingeniero, se las ingenió para darle vida a una simpática máquina diseñada especialmente para tocar el violín.


Controlada por un potente software y compuesta por cientos de tuercas y engranajes, la Kinetic Sculpture es capaz de tocar el violín con estilo y armonía.


Mirá el video y descubrila.



Acerca del autor

Comentarios