Un videojuego de guerra sin disparos

"Valiant Hearts: The Great War" plantea usar la cabeza y no las armas para sobrevivir a la Primera Guerra Mundial, haciendo primar las microhistorias


 

A pocos días de conmemorarse un siglo de la Primera Guerra Mundial, son pocos los videojuegos que retoman estos años oscuros de la historia como eje principal. Sí son muchos los que hacen de los conflictos bélicos su escenario, para adornar la trama y guiar a los personajes. Dentro de este amplio grupo, la mayoría de los títulos emplean el género shooter y todos se deleitan con armas, tanques y cuerpos sangrantes que agonizan sin remedio.

El recién lanzado Valiant Hearts: The Great War escapa a estos clichés de los videojuegos de guerra y se planta con una propuesta poco convencional. La primera gran diferencia con los títulos de su temática es que el jugador jamás empuña un arma. No mata ni hace explotar cosas por los aires. No vuela en aviones de combate. Tampoco debe idear una estrategia maestra para vencer al enemigo o al menos sortearlo.

El juego desarrollado por el estudio francés Ubisoft Montpellier se enfoca en el costado más humano de la historia, rescatando más los pequeños actos heroicos y de amor en un contexto gris y caótico. Según la crítica del diario New York Times (NYT), los creadores lograron hallar “el drama humano acerca de la vida y la muerte” en un juego “sobre desesperación y pequeñas victorias”.

El soundtrack de música clásica evoca la tristeza de la época, en tanto la gráfica plana convive con “personajes profundos”, dice la crítica del sitio especializado en videojuegos IGN.

Ambientado en la frontera entre Francia y Alemania, el juego gira entorno a la historia de cinco personajes cuyas vidas se cruzan. El soldado francés Émile es el protagonista. Este interactúa con un voluntario estadounidense llamado Freddie, la enfermera Anna, un perro y Karl, el hijastro de Émile que es, además, un alemán deportado. Este es el único antagonista que, según IGN, es más una caricatura que un personaje complejo.

Puzle bélico


Si no es con armas o tácticas de guerra, ¿cómo hacen los protagonistas para sobrevivir a la guerra? Los desarrolladores decidieron que la historia avanzara resolviendo puzles.

El jugador debe encontrar una solución a determinado problema para pasar a su siguiente objetivo. Por ejemplo, cavar una trinchera, liberar a un prisionero, reunirse con amigos o evitar una mina. Cubrir una herida tocando diferentes botones en el controlador del juego de forma rápida y repetida es otra de las maniobras de Ubisoft para que el jugador pueda, de alguna manera, recrear el estrés de la situación, analiza NYT.

Los personajes no hablan entre sí, sino que emiten una suerte de sonidos bruscos que, por el contexto y con ayuda de burbujas de diálogo con imágenes, se entienden. Esta estrategia evita que el idioma de los distintos personajes y gamers sea una traba.

Como punto débil del juego, los críticos coinciden en la trivia con datos históricos sobre la Primera Guerra, que aparece de forma demasiado insistente en el transcurso del juego. Sin embargo, leerla es opcional.

Disponible desde US$ 15 para PC, PlayStation 3 y 4, Xbox 360 y One, Valiant Hearts no presenta la jugabilidad más compleja del mercado. Sin embargo, promete una experiencia diferente con un giro a la historia que cuentan los videojuegos y hasta los libros.

Acerca del autor

Comentarios