Un videojuego al ritmo del jazz

Bebop Puzzle Beat fue el ganador del Concurso Nacional de Videojuegos por su excelente producción y dinamismo
Mila es la vocalista de una banda de jazz. Luego de su desaparición en condiciones misteriosas, Bosco, Miles, Hot y Jelly, los otros integrantes de su banda, deben emprender la búsqueda a través de distintos escenarios. Esa es la premisa de Bebop Puzzle Beat, el juego ganador de la décima edición del Concurso Nacional de Videojuegos, llevado adelante por Antel, la Universidad ORT e Ingenio.
Esta historia, en realidad, es una excusa para el desarrollo de Bebop Puzzle Beat: se trata de un juego de puzles en el que se deben unir baldosas del mismo color para eliminarlas. El jugador atraviesa distintas pantallas que presentan desafíos y modalidades distintas.

El desarrollo

Se trata de un juego realizado por el estudio Plastic Dreams, integrado por Gabriel Salazar, Emiliano Sierra y Marcelo de los Santos. Según dijo Salazar a Cromo, el desarrollo llevó cerca de tres años, debido a los cambios que Apple fue aplicando a sus dispositivos con el tiempo. "Primero fue el paso del iPhone 4 al 5, que tiene un aspecto diferente, entonces hubo que hacer diferentes versiones del juego para los diferentes dispositivos. Después también tuvimos el cambio a retina, que con los gráficos en HD consumía muchísimo del procesador. Encima después vino el cambio a 64 bits, que nos aplazó muchísimo la salida del juego", contó.

Bebop Puzzle Beat
nació como un mini juego llamado Nausea, que se encontraba dentro de otro videojuego de estrategia que Plastic Dreams había desarrollado previamente. La mecánica del juego en un principio era básica, ya que consistía simplemente en unir baldosas. Sin embargo, los desarrolladores le agregaron nuevos objetivos y modalidades que lo convirtieron en un videojuego independiente.

Salazar explicó que lo que quiso conseguir el equipo con el desarrollo de Bebop Puzzle Beat era un puzle de acción: "La App Store ya está muy saturada de juegos de puzles y los juegos de acción no funcionan exactamente bien en touch como a nosotros nos gustaría, entonces quisimos hacer un juego que tuviera ambas cosas para que se despegara un poco del resto".

El jugador es acompañado a través de las pantallas por una banda sonora de jazz, compuesta por la también fernandina Laia Barboza.

Salazar dijo que Bebop Puzzle Beat estará disponible para descarga en la App Store dentro de dos semanas; la versión para Android ya se encuentra en desarrollo.

Sobre el estudio

Plastic Dreams es un estudio de videojuegos fundado en 2004, localizado en la ciudad de San Carlos, Maldonado. Sus integrantes ya son conocidos en el Concurso Nacional de Videojuegos, el cual ganaron en cuatro instancias, la primera de ellas en 2010. Por el momento trabajan en videojuegos para móviles y computadoras. Plastic Dreams ya tiene un par de juegos en la mira para desarrollar luego del lanzamiento de Bebop Puzzle Beat, principalmente para plataformas móviles, con los cuales planean generar una cartera de contenido para la empresa.

Bebop Puzzle Beat es el primer juego con salida comercial desarrollado por el estudio.
Acerca del premio, Salazar expresó: "Es una alegría para todo el mundo, porque ha sido un desarrollo muy largo. Los juegos hasta que uno los larga dan pocas alegrías y esta fue una de ellas".


Ganadores

Bonecrusher: El segundo premio en la categoría de entretenimiento se lo llevó Bonecrusher, un juego de Maximiliano Mañay, por su “alto impacto y dinamismo”.

Public Space: Public Space, un juego para concientizar sobre el acoso callejero, ganó el primer premio en la categoría educativa, por su “mensaje que inevitablemente lleva al jugador a la reflexión”. Por José Pedro Gioscia y Manuel Atienza.

Glotario: Glotario es un juego para aprender nuevos lenguajes que se llevó el segundo premio en la categoría educativa, por su producción y diseño. Por Joaquín Cardozo y Mariana Miralles.

Populares de la sección

Acerca del autor