Un viaje solo de ida

De los 200 mil postulantes para ir a Marte y no volver, apenas 100 llegaron a la tercera etapa de selección, de los cuales 24 irán al planeta rojo


Cien son los candidatos que aún se encuentran en carrera para integrar la expedición Mars One, un proyecto privado con base en Holanda para llevar terrestres a Marte y que inicialmente tuvo más de 200 mil postulantes. Todos ellos sabían para qué se estaban anotando: el emprendimiento dejó bien claro desde un principio que se trataba de un viaje solo de ida, ya que la tecnología para volver aún no ha sido desarrollada. Además, es más económico.

La idea de Mars One es comenzar de una vez por todas las expediciones humanas al planeta rojo, algo que la NASA no ha hecho por cuestiones de presupuesto, recursos humanos, tecnología y otras muchas razones. Además de contar con tripulantes voluntarios para la misión, el proyecto conseguirá financiarse a través de un reality show televisivo sobre la vida en Marte de las 24 personas que resulten seleccionadas.

Mars One no puso ningún requisito para postularse más que el de estar psicológicamente apto para vivir con la sola compañía de los otros 23 participantes. Los postulantes, de edades y profesiones variadas, llegaron de todas partes del mundo. Incluso Yuri López, un uruguayo de 28 años, llegó a estar entre los 660 voluntarios preseleccionados. El viernes pasado se enteró de que no logró pasar a la siguiente etapa (ver entrevista).

Se estima que el viaje se realizará en 2024, por lo que las 24 personas que queden seleccionadas entre este año y el que viene tendrán 8 más para prepararse física y mentalmente para la experiencia. Y para despedirse de sus seres queridos.

La tortuga y la liebre


La NASA, por su parte, ha hecho públicos sus planes de enviar astronautas a Marte para 2030. No obstante, misiones de prueba como la del transbordador Orión fueron tan exitosas que vislumbraron una posible llegada al planeta rojo para 2021. De todas ,maneras, el suyo es un proceso más lento y a largo plazo, ya que busca que su nueva conquista espacial sea perfecta. Entre las condiciones está el regreso a la Tierra de los astronautas tras la expedición y el amartizaje, algo que no es negociable. Eso dijo la jefa científica de la agencia espacial estadounidense, Ellen Stofan, el año pasado en el Royal Institution de Londres, un centro de investigación científica cuya finalidad es poder aplicar la ciencia para mejorar la calidad de vida del ser humano.

En esta ocasión, según publicó el diario inglés The Guardian, los representantes de la NASA dijeron a los asistentes que la organización no regularía los proyectos privados como Mars One. De todos modos, afirmaron que hablarían públicamente en caso de detectar que alguna de estas misiones ponen en peligro la vida de las personas que la integran. Es decir que los voluntarios podrían morir por errores del proyecto y no de causas naturales.

Leila Zucker, un de las postulantes, dijo a The Washington Post: “La gente me pregunta por qué querría ir, pero yo lo veo al revés. ¿Por qué no querría hacerlo? Entonces me dicen: ‘¿Y si mueres?’. Bueno, podría morir mañana atropellada por un auto. Podría morir por mi edad. O podría morir tratando de ser el primer ser humano en pisar Marte”.




"No es ir a morir, sino a vivir el resto de la vida”, entrevista con Yuri López




1¿Cómo conociste el proyecto Mars One?

Me crucé con la noticia en el trabajo y me dije que era una oportunidad única. Como uruguayo no podía aplicar a ninguno de los programas europeos, asiáticos ni norteamericanos de viajes al espacio.

2 ¿Pensaste en todo lo que dejarías si fueras?

Yo por lo único que no iría sería por un hijo, pero no tengo. Sé igual que estaría dejando muchas cosas, pero la cuestión es a cambio de qué. No es ir a morir, sino a vivir el resto de la vida.

3 ¿Qué esperás encontrarte si llegaras a ir?

Yo en realidad no tengo ningún sueño en particular, pero se sabe que Marte en algún momento tuvo una atmósfera que pudo haber sido habitable. Sería muy interesante encontrar algún microbio o alguna evidencia de que alguna vez hubo vida.

4 ¿Qué desafíos tenías?

Un desafío era el de mi sobrepeso. Al principio pesaba 124 kilos y tenía que pesar 96 como fuera para viajar. Entonces me esforcé y ahora voy bajando 33 kilos. Eso lo usé en la entrevista, para mostrarles mi esfuerzo y motivación para participar.

5 ¿Cómo cambió tu vida?

Me cambió la vida en un montón de aspectos. Primero que nada en el tema de la salud. Luego, surgieron muchas situaciones increíbles, como conocer a mis ídolos como los integrantes de Guns N’ Roses y Megadeth, que hicieron campaña para que viajara a Marte.




Acerca del autor

Comentarios