Un tesoro bajo tierra

El 97% del agua dulce del planeta está en acuíferos subterráneos. Uruguay busca ser pionero en el área con un centro de investigación de Unesco
Agua potable en las canillas, para tirar de la cisterna, para regar los jardines: la mayoría de los uruguayos disponen de este recurso natural sin notar lo escaso que es en otras partes del mundo. Pero cualquiera que haya sufrido la rotura de caño de 2009, que tuvo a la mitad de la capital sin este servicio durante un par de días, sabe que un apagón puede ser aburrido, pero un corte de agua resulta caótico.

El sistema actual de abastecimiento de agua potable de la región metropolitana proviene del río Santa Lucía, pero el futuro del servicio en Uruguay y el mundo está en las aguas subterráneas. Es por eso que Unesco lanzó el proyecto Gobernanza de aguas subterráneas, que tuvo su lanzamiento la semana pasada en Montevideo.

“El 97% del agua dulce del planeta está en acuíferos subterráneos”, dijo Alice Aureli, jefe de la sección Sistemas de Agua Subterránea de Unesco, quien asistió al congreso que congregó participantes de 24 países de América Latina y el Caribe. “Todavía no se tiene información sobre la mayoría de los acuíferos: hay un trabajo muy amplio por hacer”, agregó.

Según figura en la web de Unesco, el objetivo principal del proyecto Gobernanza de aguas subterráneas “es la sensibilización y la toma de conciencia sobre la importancia de una adecuada gestión de los recursos hídricos subterráneos para prevenir y revertir la crisis global del agua”.

Para tal tarea, Uruguay no solo fue elegido sobre otros países de la región, sino que también fue seleccionado para ser la sede del primero de los cinco workshop que se desarrollarán en distintas partes del mundo, como China y Países Bajos.

Gretchen Kalonji, subdirectora general de Ciencias Naturales de Unesco, explicó: “Tenemos fuertes conexiones con colegas de Uruguay, quienes se ofrecieron para ser anfitriones de la reunión, y estamos trabajando juntos para hacer un centro Unesco de investigación sobre aguas subterráneas en Uruguay”.

Centro estratégico


En marzo de 2011, Uruguay presentó su propuesta formal a Unesco para albergar el primer centro vinculado al agua de América Latina auspiciado por dicha organización. Sería el número 19 del mundo.

“El proyecto ha pasado por los diferentes niveles de evaluación. Esperamos que en octubre sea aprobado por la Conferencia General de Unesco. Entonces, ya empezaría a desarrollarse”, Kalonji.

De ser aprobado por los 195 miembros y ocho miembros asociados que conforman este órgano de Unesco, para lo cual Aureli no cree que vaya a haber ningún inconveniente, Uruguay terminaría de consolidarse como eje regional en la investigación y generación de políticas públicas sobre temas hídricos.

Cuál es el estado de conservación del agua subterránea de la región, cómo se la puede distribuir equitativamente y cómo regular su manejo, son algunos de los temas que abordará este centro, enfocado especialmente en el acuífero Guaraní.

Hace unos años, Uruguay trabajó con Unesco en un extenso estudio sobre esta reserva de agua subterránea de 30 mil kilómetros cúbicos que comparte con Argentina, Brasil y Paraguay.

“Todo este conocimiento se tiene que valorizar, se tiene que poder compartir con otras regiones. Eso se podrá realizar a través de encuentros con los otros centros Unesco del mundo”, explicó Aureli.

Cuidar el tesoro


“La realidad indica que el uso que se brinda al agua es insostenible”, publicó Presidencia respecto al congreso Gobernanza de aguas subterráneas.

Para Graciela Muslera, ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, “debido a que no hay gestión y a la producción agrícola y las necesidades urbanas, es importante generar conciencia de que las aguas subterráneas no son infinitas y que la contaminación en la superficie impacta en ellas”.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura: “Todas las personas beben de dos a cuatro litros de agua a diario; sin embargo, la mayor parte del agua que ‘bebemos’ está incorporada en los alimentos que consumimos: producir 1 kilo de carne de vacuno, por ejemplo, consume 15.000 litros de agua, y un kilo de trigo se ‘bebe’ 1.500 litros”.

Si a esto se suma que América Latina es la región en desarrollo más urbanizada (más de 80% de los habitantes viven en pueblos y ciudades) y que en los últimos 40 años la población urbana se triplicó, según datos de Unesco, el trabajo de Uruguay en el rubro es de suma importancia.


Acuífero Guaraní


- Transnacional. Abarca Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay. Es uno de los acuíferos transnacionales más grandes en términos de reservas de agua, estimada en un volumen total de 30 mil kilómetros cúbicos.
- Tamaño. Este sistema hídrico abarca un área de 1,1 millones de kilómetros cuadrados, su ancho es de 250 metros en promedio y alcanza profundidades de más de mil metros.
- Importancia. Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, “todas las personas necesitan consumir de dos a cuatro litros de agua al día. Pero se requieren de 2.000 a 5.000 litros de agua para producir los alimentos diarios de cada persona”.


Comentarios