Un ruso y un estadounidense unidos por un año en la EEI

Dos astronautas veteranos se presentaron para realizar una misión en la Estación Espacial Internacional durante 12 meses para estudiar los efectos de una estancia prolongada
Dos veteranos del espacio, el astronauta estadounidense Scott Kelly y el cosmonauta ruso Mijail Kornienko, presentaron este jueves en París la misión científica que les llevará en marzo a la Estación Espacial Internacional (EEI) durante un año para investigar los efectos de una estancia prolongada.

La misión de Kelly y Kornienko, realizada conjuntamente por Rusia y Estados Unidos a pesar de las tensiones diplomáticas, constituye la estancia más larga de un ser humano en la EEI desde la llegada del primer astronauta en 2000.

No obstante, el récord absoluto lo sigue ostentando el ruso Valeri Poliakov, quien vivió más de 14 meses seguidos en la estación espacial Mir en 1995.

"Me gustan los desafíos", declaró Scott Kelly, de 50 años, durante una rueda de prensa en la sede de la Unesco en París junto a Kornienko, de 54 años.
No debe ser un sólo país. Tenemos que llegar juntos", dijo el astronauta ruso Mijail Kornienko

Al término de la misión, si todo va bien, Kelly se convertirá en el estadounidense que más tiempo ha pasado en el espacio. El astronauta norteamericano, que ya estuvo seis meses seguidos lejos de la Tierra, consideró "interesante" pasar "el doble de tiempo" que en su visita anterior.

Las misiones de larga duración representan "un desafío" a nivel médico, ya que pueden implicar una atrofia muscular, una pérdida de masa ósea y problemas de visión, así como un impacto en el sistema inmunitario y consecuencias en el cuerpo a causa de las radiaciones, precisó.

"Si llegado el día se necesitan tres años para viajar a Marte, hay que entender qué le ocurrirá a nuestro cuerpo", apuntó. Los estadounidenses plantean un primer viaje al planeta rojo hacia 2030, gracias a la nueva nave espacial Orión, que se encuentra en fase de ensayos.

Por su parte, Mijail Kornienko piensa que el viaje a Marte podría incluso tener lugar antes. "Soy optimista", dijo el cosmonauta ruso, quien abogó por "unir" esfuerzos. "No debe ser un sólo país. Tenemos que llegar juntos", aseguró.

Comentarios