Un robot actor protagoniza una obra en Londres

El androide recibe señales desde la sala de control del teatro

Spillikin, de la compañía de teatro Pipeline Theatre, cuenta en su reparto con un robot humanoide que ha cautivado al público inglés.

La historia, estrenada el domingo 19 de marzo en Londres, narra cómo un fabricante de robots construye un autómata especialmente para que haga compañía a su mujer cuando él ya no esté. La anciana, que sufre de Alzheimer, se enamora del androide al convencerse de que es su difunto esposo.

El humanoide está conectado a la sala de control del teatro, desde donde recibe señales de una computadora.

Todo lo que dice y hace el robot durante la hora y media que dura la obra fue programado por la compañía Engineered Arts, que fabrica autómatas diseñados para interactuar con los humanos.