Un respiro en el mundo de las patentes

Samsung anunció un acuerdo con Google para un intercambio de patentes durante 10 años, y otro con Ericsson que pone fin a un largo litigio en la telefonía móvil
Un acuerdo de Samsung con Google, anunciado el lunes, cubre todas las patentes existentes de las dos firmas, así como las que serán registradas en los próximos diez años, indicó el grupo surcoreano en un comunicado. No obstante, el acuerdo no implica una trasferencia de la propiedad de estas patentes.

Samsung también firmó un acuerdo con el gigante sueco de material de telecomunicaciones, Ericsson, que pone fin a sus divergencias sobre la utilización de patentes en la telefonía móvil.

Por su parte, Ericsson informó el lunes que llegó a un acuerdo con la compañía surcoreana que puso fin a una larga disputa  e impulsó las ventas del cuarto trimestre en unos 652 millones de dólares.
Este acuerdo nos permite seguir focalizándonos en llevar nueva tecnología al mercado global y brindar un incentivo a otros innovadores para compartir sus propias ideas", dijo Alfalahi, de Ericsson

El mayor fabricante mundial de equipamiento para redes de telefonía celular demandó a Samsung a fines del 2012 reclamando que la firma surcoreana había infringido sus patentes. Samsung presentó una contrademanda.

Según dijo Ericsson, el acuerdo incluía un pago inicial y cuotas por regalías de parte de Samsung por el término del acuerdo multianual de la licencia y que eso aumentaría su flujo operativo de efectivo a comienzos del 2014.

"Este acuerdo nos permite seguir focalizándonos en llevar nueva tecnología al mercado global y brindar un incentivo a otros innovadores para compartir sus propias ideas", dijo Kasim Alfalahi, jefe de propiedad intelectual de Ericsson.

Alfalahi no precisó por cuánto tiempo será válido el acuerdo con Samsung, pero dijo que los tratos por patentes generalmente cubren un período de entre cuatro y siete años.

La guerra de las patentes


En los últimos años, los juicios por infringir derechos de patentes se han vuelto frecuentes en las industrias de alta tecnología, como la de las telecomunicaciones.

Si bien los dispositivos comparten gran parte de su tecnología -lo que fuerza a las empresas rivales a sacar patentes para superarse unas a otras-, las empresas también se desesperan por proteger cualquier ventaja propia y maximizar las ganancias, bajo presión por la feroz competencia, lo que da lugar a muchas disputas.

Samsung también está en medio de una batalla legal con Apple en varios países, dado que la compañía creadora de iPhone alega que varios teléfonos y tabletas de Samsung infringieron sus patentes.

En tanto, Ericsson cuenta con más de 33.000 patentes que cubren tecnologías clave para las redes 2G, 3G y 4G y dispositivos. En total, la firma tiene más de 100 acuerdos de licencias con importantes miembros de la industria.

Acerca del autor

Comentarios